Bergen, el puerto más noruego, o no?

En un crucero por los fiordos noruegos, Bergen tiene que ser escala obligatoria. Una ciudad colorida, histórica, llena de vida y puerta a una  belleza natural deslumbrante.

El viejo Bergen, el Muelle Bryggen, el Mercado de Pescado, el monte Floyen, el Hardangerfjord, el monte Ulrike o la cascada de Steinsdalsfossen son sólo algunas de las atracciones principales de este puerto en los fiordos noruegos.

Al llegar a Bergen en crucero, hay varios muelles de atraque. Pero todos ellos están muy cerquita del centro de la ciudad. Tanto que se puede llegar a pie. O en un pequeño trayecto en bus.

Si es tu primera vez aquí, lo más recomendable es recorrer la ciudad por tu cuenta. El viejo Bergen, un museo al aire libre de casas de madera de los siglos XVIII y XIX, es una delicia para el visitante. El muelle Bryggen es una fantasía de colores, con sus edificios hanseáticos de históricos mercantes, callejones estrechos y galerías colgantes que te transportan al pasado.

Entre estas dos atracciones, el Mercado de Pescado reúne la esencia de Bergen, con delicatesen locales listas para ser probadas, frescas y cocinadas. Vale la pena perderse unos minutos aquí y pegar un bocado. O acercarse al Museo Hanseático y a la Fortaleza Bergenhus.

Pero si te enamoran las vistas aéreas, desde el Monte Floyen tendrás algunas de las más espectaculares de Bergen y los alrededores. No te las pierdas! Lo mejor es ir por la mañana temprano, bien haciendo trekking o bien en funicular. Y si los 319 metros del Floyen se te quedan pequeños, puedes continuar hasta los 551 metros del pico Blaman.

Sin embargo, la montaña más alta de las siete que rodean a Bergen es el Monte Ulrike. El destino ideal para un trekking en plena naturaleza. Y recompensado con unas vistas increíbles de la ciudad. Eso sí, sólo para aquellos que estén en forma. Y además, puedes enlazar el Monte Floyen con el Ulrike. Si no, también puedes llegar en funicular.

Y si lo que buscas es un viaje por la naturaleza noruega de Bergen, hay una ruta escénica que sale de la ciudad y te lleva a una de las cataratas de agua más sorprendentes del país y a uno de los fiordos más grandes. Y la puedes hacer en un tour de un día.

La Cascada Steinsdalsfossen cae 50 metros, con gran fuerza desde el año 1699. Pero lo que resulta especial es la posibilidad de atravesarla sin mojarte. Bueno, mojarte un poco. Y es que hay una pasarela que pasa por detrás de la catarata y por la que puedes caminar. Muy curioso.

Y el Hardangerfjord es uno de los fiordos más anchos de Noruega. Al recorrerlo en una carretera circular que da la vuelta al fiordo parece un lago más que un fiordo. Pero ofrece algunas preciosas vistas de la naturaleza que rodea Bergen. Por algo le llaman la Reina de los Fiordos.

Bergen es uno de los puertos de cruceros más bonitos del Norte de Europa, sin duda. Te acabará enamorando. Y sorprendiendo. Hasta 1830 fue la ciudad más grande de Noruega y de Escandinavia. Y es que fue uno de los centros mercantes más destacados del comercio en el periodo hanseático.

Además, fue el hogar del famoso compositor noruego Edvard Grieg. Y hoy se puede visitar su casa museo a las afueras de Bergen, en Troldhaugen. Aquí, por cierto, puedes disfrutar de una comida con concierto en verano. Algo muy recomendable para los enamorados de las artes.

Resulta difícil elegir un puerto imprescindible en un crucero por los fiordos noruegos, sobre todo teniendo a Geiranger y Stavanger en tu ruta. Pero estoy seguro que Bergen no te decepcionará.

Si te han quedado dudas sobre qué hacer en Bergen o tienes cualquier consulta sobre tu crucero por los fiordos de Noruega, puedes escribirnos a info@consejerosviajeros.com o dejar tus comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.