Buceando las Cuevas de Santa Maria en Malta

Malta es uno de mis destinos preferidos de buceo. Y de entre todos los puntos de inmersión de las islas, hay uno especialmente atractivo: las Cuevas de Santa Maria. Arcos, formaciones rocosas y túneles nos esperan en nuestra inmersión.

Malta se compone de tres islas: Malta, Gozo y Comino. Este país mediterráneo es un paraíso del buceo, y hoy os descubrimos uno de sus grandes secretos, las Cuevas de Santa Maria, en la minúscula isla de Comino.

Localizadas en el lado norte de Comino, las Cuevas de Santa Maria suponen un fantástico lugar de buceo. Se trata de un sistema de diez cavernas conectadas entre sí, y cada una de ellas ofrece algo particularmente atractivo. Algunas tienen túneles submarinos enormes, otras vistas espectaculares y otras permiten una fantástica inmersión a la deriva.

Las cuevas de Santa Maria no son muy profundas, y algunas se encuentran medio sumergidas, es decir, con la otra mitad saliendo al exterior del mar, por lo que es posible que submarinistas de diferentes niveles, e incluso snorkelers, puedan bucear este sistema de cavernas único.

Las diez cuevas se conectan entre sí a lo largo de 30 metros, y entre ellas se abren agujeros a la superficie que ofrecen una espectacular visión al entrar la luz del sol. Esta combinación hace que el buceo sea especialmente placentero y relajante.

La vida marina en estas cavernas es fascinante. Pulpos, cangrejos, langostas, anguilas, camarones, y morenas son visibles en las cuevas de Santa Maria.

Para llegar a este punto de inmersión es necesario hacerlo en bote. Hay diferentes operadores que ofrecen esta posibilidad, bien desde Malta o bien desde Gozo. Una vez anclados, es necesario descender al fondo siguiendo la línea de anclaje hasta una planicie arenosa a siete metros de profundidad. Mientras desciendes, la vida marina comienza a rodearte.

Desde ese fondo arenoso es necesario dirigirte hacia el Este hasta llegar a un arrecife rocoso donde giras a la derecha y llegas a un acantilado submarino. Aquí empieza la primera de las Cuevas de Santa Maria.

Esta primera cueva tiene forma de U con grandes rocas a la entrada y un fondo arenoso a pocos metros de la superficie (en algunos puntos menos de un metro).

Saliendo de la caverna y girando a la izquierda, llegamos de nuevo al acantilado submarino. En sus numerosos agujeros es posible ver pulpos. Y siguiendo la pared, de nuevo a la izquierda, llegamos a la cueva principal. Tiene forma de L, por lo que no verás el otro lado hasta después de nadar unos 20 metros.

Una vez dentro de esta caverna, después de pasar una estrecha brecha, se aparece un halo de luz que crea una situación mágica en la inmersión. Continuamos el buceo a través de otra caverna en forma de Z, siguiendo el acantilado submarino a la derecha hasta llegar a una roca circular en forma de taza conocida como Goldfish Bowl. Aquí es posible salir a la superficie, ya que esta cueva está abierta al mar. Y desde aquí podemos regresar de nuevo a la cueva principal a través de un pequeño túnel.

Al salir de la caverna central, llegamos de nuevo al fondo arenoso desde el que podemos ascender al bote siguiendo la línea de anclaje, haciendo la parada de seguridad previa. Acabamos de bucear las Cuevas de Santa Maria en Comino.

Y así acabamos nuestra experiencia. Como ya os dije, posible para buceadores de diferentes niveles, ya que la profundidad máxima no supera los diez metros y la visibilidad llega a alcanzar los 18.

Si necesitas más información sobre las Cuevas de Santa Maria, sobre Malta, Gozo o Comino, no dudes en contactarnos por email a info@consejerosviajeros.com o dejando vuestros comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *