Buceo en Croacia, cuevas y cañones

La costa croata es un paraíso de aguas cristalinas con innumerables y preciosas islas donde podemos encontramos el mejor buceo en Croacia. Barcos hundidos, cuevas, grutas, paredes y cañones submarinos son el principal atractivo. Así que, hay que saber elegir los mejores destinos.

La mejor época de buceo en Croacia es entre Mayo y Noviembre. La bahía de Kvarner, el archipiélago de Kornati y las islas de Korcula, Vis y Bisevo son los destinos de buceo más fascinantes. Sin olvidarnos de Dubrovnik, que siempre maravilla.

Al Norte del país encontramos la Península de Istria, un paraíso de aguas cristalinas y vida marina. Y en esta zona destaca la bahía de Kvarner, uno de los más bellos golfos del Adriático. Al bucearlo nos impresionamos con sus paredes submarinas, sus corales rocosos cubiertos de gorgonias y una costa escarpada única. Sus aguas transparentes esconden tesoros por descubrir.

Plic Tenki es uno de esos tesoros del buceo en Croacia. Una pared de 22 metros de caída con un pináculo de roca asombroso a los 15. Acribillada de agujeros, este muro está cubierto de especies submarinas como besugos y peces escorpión. La parte más profunda del arrecife, a 25-40 metros, está cubierto de gorgonias rojas. Se puede llegar desde Selce, en Silo, al sur de Rijeka.

Un poco más hacia el sur, no lejos de Zadar, en la minúscula isla de Premuda, podemos bucear una serie de cuevas interconectadas por donde la luz del sol se filtra creando un espectáculo de luz único. La sensación es indescriptible, a la vez que observas pulpos y cangrejos.

Y un poco más hacia el sur llegamos al archipiélago de Kornati, ya no sólo uno de los destinos imprescindibles del buceo en Croacia, sino de todo el país. Estas islas inhabitadas ofrecen túneles y arrecifes para ser explorados. La isla de Rasip cuenta con una pared submarina de 60 metros de caída adornada con esponjas y corales.

Otra isla imprescindible es Korcula. Sus aguas cristalinas ocultan preciosas cuevas e interesantes barcos hundidos. Pero, para naufragios, mejor ir a la isla de Vis, con buques hundidos durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial y que hoy pueden ser buceados. Y además es posible explorar decenas de cuevas en su costa sur donde la luz juega con el buceador. Paredes submarinas y arrecifes de roca completan la experiencia.

También cerca de Vis tenemos la minúscula isla de Mali Barjak, donde es posible explorar el barco Teti. Este buque, de 70 metros de largo, tiene su proa a 7 metros de profundidad y su popa a casi 30.

Pegada a Vis tenemos la isla de Bisevo, donde encontramos una de las maravillas del buceo en Croacia, la Cueva Azul. Sólo es posible entrar en un bote pequeño a través de un estrecho túnel que te lleva a una gigantesca caverna. Una vez dentro puedes sumergirte en ella con una linterna y maravillarte con su azul intenso y su calma casi perfecta. Pulpos, peces escorpión y langostas suelen acompañarte en tu inmersión. Además, es posible explorar otras dos cuevas, la de Totac y Kobila.

Al norte de Bisevo encontramos la isla de Svetac, otro magnífico destino de buceo en Croacia. Rodeada de una misteriosa leyenda que involucra a una reina pirata, jovencitos deseables y tesoros todavía por descubrir. Si es verdad o no, lo que sí es cierto que en esta isla podemos apreciar un coral negro único y fantásticas cuevas submarinas.

Y sin dejar esta zona, podemos aventurarnos en una de las islas más fascinantes del país, Susac. Una persona que se ocupa del mantenimiento del faro y un granjero que cuida a unas 200 ovejas y cabras son los restos de toda vida humana de la isla. Pero este es uno de los destinos recomendados del buceo en Croacia por sus acantilados submarinos poblados con gorgonias amarillas y naranjas. Algo único.

Y como en todo viaje por Croacia debemos de visitar Dubrovnik, desde aquí también podemos bucear. El barco Taranto, frente a las costas de la ciudad, está casi intacto. Este marino mercante hundido durante la Segunda Guerra Mundial por una mina aún conserva hoy sus tractores como parte de su carga. A veces se ven lubinas enormes.

Más de mil islas salpican las costas de Croacia. Y el buceo en algunas de ellas, como las mencionadas, es de los mejores de Europa. Sus cavernas submarinas, sus paredes y cañones ocultos bajo el mar y sus sorprendentes barcos hundidos ofrecen todo tipo de aventura a quien desee explorarlos.

Si quieres saber más sobre el buceo en Croacia o sobre este país, puedes leer este artículo, escribirnos por email a info@consejerosviajeros.com o dejar tus comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.