Buceo en Madeira, la sorpresa Atlántica

Las aguas cristalinas de las islas y la gran diversidad de puntos de inmersión hacen del buceo en Madeira una de las grandes sorpresas del Océano Atlántico. Las descubrimos.

De origen volcánico, las islas portuguesas de Madeira ofrecen auténticas maravillas naturales en superficie. Pero bajo el agua ofrecen sorpresas submarinas que no nos queremos perder.

El buen clima, las aguas cristalinas y la diversidad de los puntos de inmersión son los principales atractivos de Madeira y Porto Santo, las islas principales de este archipiélago portugués en pleno Océano Atlántico.

Destacaremos alguno de los sitios de buceo en Madeira. El primero de ellos, el Bom Rei, un barco de 90 metros de largo hundido a 32 metros de profundidad. Naufragado durante una tormenta en 1996, el arenero sirve hoy como arrecife artificial en el que podemos penetrar y es hogar para especies marinas como meros y morenas. Está localizado en Madalena do Mar, en el sureste de la isla de Madeira.

Pero el destino estrella de buceo en Madeira es la Reserva Marina de Garajau, al sur de la isla. Cuenta con numerosos puntos de inmersión. La vida marina es abundante, predominando los atunes y las barracudas. Es uno de los mejores lugares de buceo en Madeira, ideal para la fotografía submarina. Entre los puntos de diving de la Reserva vale la pena bucear en Mamas, Galo o Lazareto, donde abundan anémonas y rayas.

Pero uno de los más destacados de Garajau es el T-reef, una zona con cuevas y dos gigantescos pináculos que se levantan desde 30 metros de profundidad. La visibilidad es muy buena y podemos ver gran diversidad de vida marina como morenas, langostas, barracudas y rayas.

El conocido como Clube Naval, también al sur de la isla Madeira, es otro punto conocido de buceo. Hay numerosos cañones y es ideal para encontrarnos con morenas, peces loro y barracudas. Y si buscamos buceo de cuevas, en esta parte sur tenemos Ponta da Oliveira, donde podemos encontrarnos gambas, langostas y hasta focas.

Y continuando nuestro buceo en Madeira, al Noreste de la isla podemos bucear coloridos arrecifes y corales negros en Machico. A unos 50 kilómetros de esta zona, tenemos un carguero hundido en el año 2000, el Madeirense, a 25 metros de profundidad que hoy acoge a una gran diversidad de vida marina.

En esta misma zona de buceo en Madeira nos encontramos otros puntos de diving conocidos como Cathedral Reef, un lugar espectacular para la fotografía submarina. Se encuentra en Quinta do Lorde y cuenta con impresionantes paredes subacuáticas y una variada vida marina como caballitos de mar, barracudas y peces loro. El Blue Hole es uno de los puntos de buceo en Madeira más bonitos, con un túnel cuya entrada comienza  a ocho metros de profundidad y acaba en 18.

Por último, Canyon Reef te permite bucear entre cañones submarinos a una profundidad entre tres y 20 metros. Peces loro y peces trompeta nos acompañan en esta inmersión única.

En la costa Este de Madeira podemos bucear la Reserva Marina de Ponta de Sao Lourenço. La visibilidad es sorprendente. Puede alcanzar en verano los 50 metros. Y podemos explorar paredes verticales de hasta 40 metros de caída cubiertas de coral negro.

Y el último de nuestros lugares destacados de buceo en Madeira se encuentra en las islas Desertas, parte de este archipiélago. Aquí podemos bucear con focas y otras especies protegidas y maravillarnos con sus aguas cristalinas.

Y como os dijimos al principio, aparte de las sorpresas submarinas del buceo en Madeira, en la superficie te esperan muchas otras maravillas naturales de este paraíso portugués.

Si quieres más información sobre el buceo en Madeira o cualquier otra duda que tengas sobre este o cualquier otro destino, puedes escribirnos por email a info@consejerosviajeros.com o dejar tus comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *