Las celebridades del Lago di Como

El Lago di Como es uno de los lagos más profundos de Europa, el tercero más grande de Italia y quizá el más famoso entre los famosos. ¿Cuáles son sus celebridades?

El Lago di Como se encuentra a unos 85 kilómetros de Milán. Compite con el Lago di Garda, del que ya hablamos en este artículo., como uno de los principales destinos naturales desde la capital milanesa. Hoy descubrimos sus atractivos.

El escenario natural del Lago di Como es muy particular. Es de origen glaciar y cuenta con varios brazos de agua que se internan en zonas montañosas. Y además, su clima mediterráneo propicia el crecimiento de plantas tropicales. Esta combinación de naturaleza, paisajes imponentes y pueblos con sello italiano resulta fascinante. Quizá sea por esta mezcla que sea elegido como uno de los destinos preferidos de famosos internacionales, como George Clooney, que tiene una villa en Bellagio.

Lo más recomendable para recorrer el Lago di Como es disponer de coche propio. Aunque hay ferris que conectan las principales poblaciones. En sus costas se suceden ciudades y pequeños poblados encantadores.  Tiene un perímetro de 170 kilómetros en forma de Y invertida, como puedes ver en el mapa más abajo. Sus municipios principales son Colico, al norte, Lecco, al sureste, y Como, al suroeste.

Empezamos nuestra ruta por Como, la principal ciudad del lago. Es conocida por la elaboración de la seda, y su patrimonio artístico es fascinante. La joya de la ciudad es su Catedral, construida entre los siglos XIV y XVIII. Tanto su exterior como su interior impresionan. Y junto a esta encontramos el Broletto, el antiguo palacio municipal de franjas tricolores en mármol.

Otro de los edificios que merecen  una visita es la Basílica de San Fedele, con su bello ábside externo con galería superior y ventanales circulares. Si te gustan los museos, en la Plaza Medaglie d’Oro puedes visitar el Museo Cívico Arqueológico y el del Risorgimento. Y entre las torres de la ciudad la más llamativa es la Porta Torre.

Continuando nuestra ruta por el Lago di Como, en camino a Bellagio, vale la pena detenerse en Nesso. Es un pequeño caserío que llama la atención por su emplazamiento, como si estuviera adosado a una caída de agua en un terreno abrupto sobre el que parece colgado. De hecho, está en la desembocadura de un arroyo que cae al Lago di Como en forma de cascada, mientras un puente romano une las dos orillas del arroyo. De postal.

Nuestra próxima parada es Bellagio, la que algunos consideran la villa más bella de la región. Situado donde se unen dos de los brazos inferiores del lago, Bellagio es un pueblo de carácter señorial, con casas de fachadas en colores pastel. Forma una postal de ensueño. Por la ciudad descubrimos empinadas calles, balcones floridos e inigualables vistas al Lago di Como.

Bajamos el brazo derecho del lago y llegamos a Lecco, rodeada de un paisaje romántico, en una cuenca. Por el camino dejamos bellos promontorios y preciosas ensenadas. La ciudad combina restos medievales, como el puente de 11 arcadas que cruza el río Adda o la Torre Viscontea, con edificios modernos, lo que crea una curiosa atmósfera.

Y en esta orilla este del Lago di Como nos encontramos Varenna. Nació como un pueblo de pescadores al pie de murallas de roca, a orillas del lago, y cuyo encanto y tranquilidad todavía conserva hoy. Cuenta con calles empinadas, escalinatas interminables que trepan las montañas, casas antiguas de pescadores, villas con jardines escalonados, playas pequeñas y pedregosas y un colorido único.

Desde aquí podemos dirigirnos al norte del Lago di Como, pasando por rincones señoriales, villas y parques que miran al lago como si estuvieran colgados en paisajes abruptos con vistas fascinantes, casi llegando a los Alpes.

Bajamos por la orilla oeste y nuestra próxima parada es Menaggio, en el centro del lago, con preciosas vistas a este y a las montañas. Y llegamos a Brienno, un ejemplo del estilo italiano adaptado a la belleza paisajística del Lago di Como. Es muy pequeño, de apenas 400 habitantes, pero cuenta con un gran encanto en su entorno, situado sobre una ladera montañosa que cae al lago.

Y antes de completar nuestra ruta circular por el Lago di Como paramos en Cernobbio, también de fama internacional. Y es que la belleza del lago en esta región y el entorno montañoso, a más de 1300 metros de altura, crean una postal de indescriptible belleza.

Regresamos a Como. Completamos la vuelta al lago en 170 kilómetros. Y nos traemos imágenes de impresionante belleza y pueblecitos históricos de gran encanto.

Dejamos el Lago di Como enamorados de la zona y con ganas de regresar. Así que  si te ha sabido a poco y quieres conocer más de esta región o tienes cualquier pregunta, escríbenos por email a info@consejerosviajeros.com o deja tus comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *