El Taj Mahal, una de las maravillas del mundo

En tu viaje por la India, no te puedes perder el Taj Mahal, una de las siete maravillas del mundo. Situado en Agra. a unos 210 kilómetros de New Delhi, la capital del país, su visita deja una postal impresionante grabada en la memoria del viajero. Se puede llegar en tren desde Delhi, o hacer parada en un recorrido de más días desde Jaipur a Varanassi, por ejemplo. Hagas lo que hagas, no dejes la oportunidad de pasar un día entero en esta tumba.

Vistas del Taj Mahal desde el Fuerte de Agra.
Vistas del Taj Mahal desde el Fuerte de Agra.

Algunos pensarán que un día entero para ver un edificio que sólo tiene una sala principal es mucho, pero deleitarse con el cambio de color sobre el mármol de la construcción con los diferentes tonos de la luz del día, hace que estas horas vuelen.

La mejor manera de empezar la visita al Taj Mahal es desde el Fuerte de Agra. Las vistas desde sus balcones son espectaculares, apreciando ya desde la distancia la majestuosidad del mausoleo. Además, se puede comprar una entrada conjunta para ambos lugares, por lo que evitamos así, empezando en el Fuerte, las enormes colas que hay en el Taj Mahal. Las entradas para los extranjeros cuestan 750 Rupias de la India, unos 11EUR ó 12U$D, dependiendo del cambio del momento. La entrada para los locales es de sólo 20 rupias. Importante a tener en cuenta que el templo cierra los viernes.

El color por la mañana es de un blanco impoluto.
El color por la mañana es de un blanco impoluto.

La historia del Taj Mahal, el Palacio de la Corona si lo traducimos, se remonta a su construcción entre 1631 y 1654. Su edificación se debe al emperador musulmán Shah Jahan, de la dinastía mogola, que decidió levantar este imponente conjunto en honor a su esposa favorita, Arjumand Bano Begum, más conocida como Mumtaz Mahal, que murió en el parto de su decimocuarta hija. La historia recuerda que en su construcción participaron unos 20.000 obreros.

El Palacio es considerado el más bello ejemplo de arquitectura mogola, que combina elementos islámicos, persas, indios y turcos. Aunque el mausoleo cubierto por la cúpula de mármol blanco es la parte más conocida, el Taj Mahal es un conjunto de edificios integrados. Hoy está reconocido por la Unesco Patrimonio de la Humanidad y nombrado una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Una forma diferente de ver el Taj Mahal es desde el rio Yamuna.
Una forma diferente de ver el Taj Mahal es desde el rio Yamuna.

La entrada al recinto se realiza a través de estrictos controles de seguridad. De hecho, no permiten entrar con grandes bolsas, por lo que es recomendable no traerlas o dejarlas en las taquillas de la entrada. Una vez dentro, la vista del monumento con los jardines como pasillo resulta impactante. Su marcado carácter romántico le da un toque de melancolía. Por muchas fotos que hayáis visto (como éstas que os dejo aquí hechas todas por mi en mi visita), su visión real, su tamaño y belleza, no decepciona a nadie. Una forma diferente de ver el edificio desde el exterior es en un paseo en barca por el río Yamuna, donde hay barqueros locales que ofrecen este servicio, permitiendo una tranquilidad que no tenemos en el abarrotado recinto.

Ya con el atardecer, los tonos blancos cambian a dorados.
Ya con el atardecer, los tonos blancos cambian a dorados.

Es recomendable llegar al mediodía, después de pasar la mañana visitando el Fuerte de Agra, aunque sea el momento de mayor afluencia de gente. Aun así, al tener la entrada previa, no haremos colas, y al quedarnos hasta el atardecer podemos disfrutar de las diferentes tonalidades del Taj Mahal con las variadas proyecciones sobre él de la luz del día. Además, tendremos tiempo de ver los otros edificios del complejo, como la Darwaza y la Masjid, además de visitar el interior de la mezquita, la sala de la tumba, y de leer las inscripciones del Corán que decoran todo el exterior del edificio. En muchas zonas nos obligarán a llevar un cubre calzado desechable que protege el mármol de las suelas de los zapatos.

Podéis contratar un guía para que os cuente las numerosas historias que rodean la construcción del Taj Mahal, como la de que los artesanos y arquitectos que participaron en su construcción fueron mutilados para no poder construir otro de igual belleza, o también recurrir a los Sunrise Man, peculiares personajes que os guiarán a zonas del amanecer para hacer fotos.

Si queréis saber más sobre cómo contratar algunos de estos guías o Sunrise Man, qué os pueden ofrecer, o precios, así como otras informaciones sobre el Taj Mahal o la India, no dudéis en contactarme.

info@consejerosviajeros.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *