Crewmember, vida a bordo de un tripulante

Quienes hemos trabajado a bordo de cruceros durante años, hemos disfrutado de una experiencia única y enriquecedora. Un tripulante, o crewmember en inglés, conoce todos los aspectos de un crucero, aquellos que están a la vista de los pasajeros, y aquellos que están ocultos, en otras cubiertas y en otras zonas no tan visibles. Muchos turistas me preguntan cómo es la vida de un tripulante en un crucero; aquí os la daré a conocer un poco más.

Puente de mando o Bridge de un crucero.
Puente de mando o Bridge de un crucero.

Lo primero que hay que decir es que, dependiendo del tamaño del crucero, puede haber entre 700 y 2200 tripulantes a bordo, hablando en términos medios, ya que hay cruceros con menos de 100 crewmember para poco más de 100 pasajeros. El barco crucero más grande del mundo actualmente, el Oasis of the Seas, tiene capacidad hasta 6400 pasajeros, y la tripulación es de 2200 trabajadores. Otros como el Xpedition acoge a apenas 100 pasajeros con 60 crewmember.

La tripulación está compuesta por una mezcla variada de nacionalidades de todas partes del mundo, aunque, por norma general, dominan los filipinos y los indios. Por eso, en la mayoría de las navieras, el idioma común es el inglés, aunque dependiendo de la bandera de la compañía, el idioma oficial puede ser otro, como italiano, español o francés.

Las fiestas del crewmember se hacen bajo el mar.
Las fiestas del crewmember se hacen bajo el mar.

Los pasos para ser contratado como tripulante son muchos y complicados. La seguridad y la salud de cada miembro y de cada pasajero es la mayor preocupación de las compañías navieras, por lo que exigen muchos controles, tanto sanitarios como de seguridad. Pero una vez dentro de un crucero, empieza la aventura.

Normalmente, las primeras semanas son de formación. Cursos de seguridad a bordo, prevención de accidentes, solucionarlos en caso de ocurrir, asistencia a pasajeros, entrenamiento en tu área o manejo de masas ocupan tu tiempo, que tienes que combinarlo con la formación en tu departamento. Además, tienes que hacer un recorrido por el barco y asistir a una presentación del personal de mando, que te permitirán conocer cada rincón del crucero y al responsable de cada uno de ellos. Y a los jefes!

 La sala de máquinas de un crucero.
La sala de máquinas de un crucero.

La visita al Puente de Mando o Bridge es uno de los puntos más atractivos, pero también puedes conocer las cocinas, o galleys, donde cada día preparan más de 11000 comidas, o la zona de los motores, capaces de impulsar toneladas de acero flotantes sobre el mar. Es una experiencia única que también puede vivir el pasajero, ya que la mayoría de los cruceros organizan tours guiados por el barco para que los visitantes puedan conocer estas zonas desconocidas.

Y una vez pasadas las semanas de formación, es cuando el tripulante empieza a disfrutar de la aventura. Ya eres un verdadero crewmember.

Cabina estándar de un tripulante.
Cabina estándar de un tripulante.

Muchos pasajeros me preguntaban las horas que trabajábamos, o si podíamos salir del barco. Todo depende del departamento al que pertenezcas. La media de horas que puede trabajar un crewmember es de 9 horas al día, todos los días de la semana y durante 4 ó 6 meses. Cada contrato tiene una duración media de medio año, con dos meses de vacaciones. Si tienes tus descansos en horas de puerto, sí puedes salir del crucero. O si trabajas en departamento cuya asistencia al pasajero se desarrolla en tierra, como excursiones, parte de tu labor es estar en puerto asistiendo.

También me preguntaban si nuestras habitaciones estaban bajo el mar. En parte sí. Dependiendo de cada crucero, hay habitaciones de tripulantes en las mismas cubiertas que los pasajeros, pero la mayoría están bajo la línea de flotación, al igual que los restaurantes, bares y zonas de ocio de la tripulación. La vida de un crewmember es bajo la línea de flotación.

Uno de los restaurantes de la tripulación.
Uno de los restaurantes de la tripulación.

Los camarotes de los trabajadores pueden estar ocupados por entre una y cuatro personas, y el espacio es muy reducido, por lo que tienes que hacerte un experto en puzzles para colocar tus cosas con otras tres personas más.

Y en la zona de crew, esa a la que está prohibido el acceso a los pasajeros con los carteles que veis y dicen «Only Crew», también hay restaurantes, bares, discotecas, bibliotecas y gimnasios. Ahí es donde comemos y hacemos vida social. La comida no es igual a la de los pasajeros, aunque tienes gran variedad, y las zonas de ocio sirven para relajarte, con fiestas programadas durante la semana e incluso sesiones de cine.

Dependiendo del puesto que desarrolles y de la política de cada compañía naviera, puedes hacer vida en la zona de los pasajeros, comiendo en los restaurantes de los huéspedes, asistiendo a su gimnasio, disfrutando de los espectáculos en su teatro o tomando algo en uno de sus bares. Además, siempre que estás en esas zonas, puedes asistir al pasajero, por lo que sigues desarrollando tu trabajo como crewmember.

8Slides 10Slides 11Slides

Un contrato a bordo de un crucero, aunque solamente sean seis meses, da para mucho, ya que las relaciones con tus compañeros son más intensas, pasas casi las 24 horas con ellos y vives muchas y variadas experiencias. Cada puerto es una nueva aventura que vives con ellos, y cada acto a bordo lo disfrutas con ellos. La vida de un crewmember es apasionante.

Si tenéis más preguntas o curiosidades sobre la vida de un tripulante, podéis preguntarme.

2 comments

  1. Siempre comparten cabina entre hombres o si hay una pareja piden cabina se la otorgan en mi caso que estoy casada con un tripulante y tiene una relación allá les facilitan una cabina para dormir? O no permiten
    Por que si permiten por mi que saquen ya sea a mi esposo o esa mujer del crucero realmente eso se presta por el tiempo para destruir hogares

    1. Hola, Sandra!
      Las cabinas se comparten entre personas del mismo sexo, salvo que haya una pareja, con relación oficial (hay que hacer una petición a la compañía) y piden una cabina juntos, en este caso la compañía puede facilitarle una cabina juntos. Pero como te digo, certificando el tipo de relación y siendo aprobada por la naviera.
      Ya después, si alguien tiene una relación a bordo, lo que cada uno haga a bordo no tiene nada que ver con lo que permita o no la empresa. Cada uno tiene que ser consciente de lo que deja en casa y de lo que hace a bordo. Pero no por una simple relación la compañía va a facilitar una cabina juntos.
      Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.