Crucero por las Islas Galápagos, lo nunca visto

Un crucero por las islas Galápagos es un viaje ideal para todos aquellos amantes de la naturaleza. Este archipiélago a casi 1000 kilómetros de las costas de Ecuador conserva una flora y una fauna no vista en otros destinos.

Paisajes vírgenes. Casi inexplorados. Ocupados por tortugas gigantes, iguanas, leones marinos o flamencos. Volcanes. Cactus enormes. Playas de arena blanca coralina impoluta. Un crucero por las Islas Galápagos parece alejarte de este mundo.

Diecinueve islas componen las islas Galápagos, además de 215 islotes. Y una manera ideal de ver sus principales atractivos es en crucero. Varias navieras ofrecen una navegación de una semana por los destinos más destacados, con varias escalas en un mismo día. Aunque hay otros barcos locales, más pequeños, que ofrecen una experiencia similar de menos días.

Y en un crucero por las Islas Galápagos podrás explorar lugares como La Lobería, una playa caracterizada por la cantidad de leones marinos que comparten arena y agua con las personas. Bucear en San Cristóbal. O descubrir las iguanas únicas de Santa Fe. Además de ver las famosas tortugas gigantes.

Todos los destinos son muy diferentes entre ellos. Comenzando tu crucero en la isla de Baltra, la primera escala suele ser Santa Cruz para visitar el Centro Darwin. Una visita imprescindible donde verás los lugares de crianza de las tortugas gigantes y tus primeros cactus.

La segunda parada en este crucero por las Islas Galápagos es la Isla San Cristóbal. Aquí puedes hacer un trekking en Punta Pitt desde su playa de arena negra hasta la cima de esta isla rocosa. Es ideal para avistar aves y nidos de los famosos piqueros de patas azules. O puedes hacer una caminata por Cerro Brujo hasta La Lobería, una espectacular playa de arena blanca en la que observar leones marinos durmiendo la siesta. Pero también puedes hacer buceo para ver tiburones, tortugas marinas, rayas y leones marinos. O surf en Tongo Reef.

La isla de Santa Fe es otra escala habitual. Una isla de arena blanca y roca negra volcánica repleta de leones marinos y una especie de iguana que sólo se encuentra aquí. También puedes hacer snorkel para nadar con tiburones, rayas, tortugas y leones marinos.

En el mismo día puedes visitar la Isla Plaza Sur, con unos paisajes muy coloridos y diferentes. Está llena de bosques de cactus y todo tipo de iguanas. En esta isla podrás asombrarte con unos impresionantes acantilados costeros con todo tipo de aves.

Y tu crucero por las Islas Galápagos llega a Santa Cruz. Una de las experiencias típicas aquí es ir a la Cueva de la Tortuga Negra, donde podrás ver tiburones de arrecife, tortugas verdes y rayas. Es un lugar ideal para ver nidos de tortugas en la suave arena de coral blanco.

Al sur de la isla de Santiago, Rabida, o la isla de Jervis, puede ser otra parada en tu itinerario. Se trata de una isla de paisajes volcánicos con un llamativo color rojizo que se ve claramente en sus playas. Además, es hogar para animales exóticos como iguanas terrestres y marinas, flamencos, pelícanos y leones marinos. Y especies de aves únicas. O si preferimos el agua, podemos hacer buceo con tiburones y mantas raya.

En la isla de Santiago, Puerto Egas es escala de un crucero por las Islas Galápagos. Playas de arena negra y un precioso paisaje costero rocoso te esperan a tu llegada. Pero también puedes ver un cráter de sal que durante años dio lugar a una creciente industria local, hoy abandonada. O dirigirte a una cueva llena de leones marinos que disfrutan bañándose en el mar y con los que puedes compartir aguas. El agua cristalina, los puentes volcánicos, las focas y los leones marinos hacen de este un lugar magnífico para nadar y bucear

La llegada a la isla de Bartolomé es una de las escalas más esperadas. Desde su cima tienes una panorámica tropical espectacular. Parece un paisaje lunar con diferentes formaciones rocosas de origen volcánico, como tubos de lava. Y en la costa, el Pináculo de Roca, un icono de las Galápagos, con 70 metros de altura. A sus pies acoge a leones marinos y pingüinos que hacen de esta formación su hogar.

La bahía de Sullivan puede ser otra escala de un crucero por las Islas Galápagos. Es famosa por sus formaciones cónicas volcánicas y rocas de lava.

Isabela es otra de las Islas Galápagos visitadas en crucero. Tagus Cove es una cueva protegida por cráteres volcánicos muy famosa por los piratas de siglos atrás. La laguna y los campos de lava del Volcán Darwin ofrecen un paisaje precioso para combinar con vistas al Océano y pingüinos merodeando la zona.

Y antes de que tu crucero regrese a Baltra, es habitual una escala en Seymour. Su principal atractivo, la enorme colonia de aves fragata que aquí habitan. Aunque hay muchas otras especies, así como iguanas y leones marinos.

Un crucero por las Islas Galápagos es una de las mejores experiencias de viaje que uno puede vivir. Sin duda la inversión, que no es poca, valdrá la pena. Los paisajes de este destino, su flora y su fauna única, te dejarán marcado de por visa.

Si quieres saber más sobre este destino o te ha quedado alguna duda, puedes contactarnos por email a info@consejerosviajeros.com o dejar tus comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.