Un exótico crucero por el Indico Norte

Navegamos de Seychelles a Sri Lanka con escala en las islas Maldivas. Playas paradisíacas y paisajes pintorescos. Pero también culturas únicas y poblados remotos. Así es el exótico crucero por el Índico Norte.

Y decimos un crucero por el Índico Norte ya que dejamos el Índico Sur para una travesía por Madagascar, las islas Mauricio y Reunión. Ya hablaremos en otra ocasión de esta ruta.

Una de las ventajas de este itinerario es que podemos combinar escalas en las Seychelles y las Maldivas con una estancia pre o post crucero, dependiendo de dónde empecemos nuestro viaje, en Sri Lanka, un país fascinante. Y hay itinerarios que incluyen algunos puertos del sur de la India, para un toque más exótico y cultural.

Zarpamos desde Sri Lanka. Su capital, Colombo, es el principal puerto de embarque. Supone una pequeña inmersión en la realidad de la India debido a sus similitudes. Aunque hay que decir que Sri Lanka, aunque comparte paralelismos con la India en cuanto a cultura y modo de vida, es mucho menos caótica y sucia.

La ciudad de Colombo en sí mismo no ofrece grandes atractivos. Pero supone un punto de partida de nuestro crucero por el Índico y de una ruta por Sri Lanka, descubriendo un país fascinante del que hablamos en este artículo. Como atractivos de la capital destacan el Templo de Kelaniya, la zona colonial en torno a la Plaza de la Independencia y sus influencias hindús en el templo de Sri Kailawasanathan.

Y de Colombo, en una noche de navegación, llegamos a Galle. Uno de sus principales atractivos es su fuerte. Se trata de una antigua construcción holandesa que conserva la mezcla entre tradición asiática y europea propia de la época colonial. Una delicia visitar su casco antiguo con sus estrechas calles y sus edificios de estilo portugués, holandés e inglés.

Desde Galle, nuestro crucero por el Índico puede tomar dos direcciones. La primera es dirigirse al norte para visitar algunos puertos de la India. Y la segunda es cruzar el Océano en dirección a las islas Maldivas.

Si nuestro itinerario visita la India, hará escala en puertos como Vilanjam, famoso por el Palacio de Madera más grande del país, y Cochín, donde es posible recorrer los conocidos como “Backwaters”. Son canales de agua que se abren paso entre preciosos y tranquilos parajes y donde es posible conocer la auténtica vida de sus habitantes en torno a estas vías de comunicación acuáticas. En nuestro crucero por el Índico también podemos hacer escala en las islas indias de Lakshadweep, en puertos como Tinnakara, Cheriyum y Minicoy, un trio de preciosas islas tropicales casi inhabitadas con aguas cristalinas y arrecifes coralinos que maravilla a quien pone pie en ellas.

Pero si nuestra ruta de crucero por el Índico se dirige directamente a las Islas Maldivas, los puertos de escala habituales suelen ser el atolón de Baa, las islas de Vangaaru y Uligamu y la capital, Male. Esta última carece de todo encanto, con miles de edificios amontonados en una minúscula isla. Pero sirve como puerta de entrada a algunos resorts cercanos ubicados en atolones paradisíacos. Los clásicos bungalows sobre aguas cristalinas están a nuestro alcance. Y el buceo desde aquí maravilla a sus fans.

Aunque para maravillas, el atolón de Baa, con 75 islas fascinantes. Las fabulosas playas de arena blanca resplandeciente y la vida marina en preciosos arrecifes bajo aguas cristalinas son su mayor atractivo.

Las islas Maldivas son cayos de arena que sobresalen del agua. Apenas hay vegetación, y normalmente están rodeados de una laguna preciosa. De esta laguna hacen su hogar tortugas, que vienen a poner sus huevos. La fauna marina se completa con tiburones ballena y mantas raya que se bañan al otro lado, en el Océano.

Las islas Vangaaru y Uligamu son el claro ejemplo de lo que podemos esperar de las Maldivas. La postal perfecta de playas de arena blanca con cocoteros, arrecifes de coral y aguas cristalinas asombrosas.

Y desde las Maldivas saltamos a las Seychelles, un cambio radical. Es el gran encanto de este crucero por el Índico. Las islas Seychelles son totalmente diferentes a las Maldivas. Cubiertas de frondosa vegetación, ofrecen preciosos paisajes en tierra. Haremos escala en Port Victoria, la capital del país, ubicada en la isla de Mahe. La ciudad no tiene gran atractivo, aunque resulta curioso descubrir su colorido mercado y su colonial Torre del Reloj, que imita al Big Ben. Aunque el gran atractivo de esta isla es recorrer sus fascinantes playas y disfrutar de impresionantes vistas en su interior, con una vegetación exótica.

Otro puerto de escala en las Seychelles es Praslin, una minúscula isla con preciosas playas, como la famosa Anse Lazio, y dominada por el Valle du Mai, de exótica naturaleza. Aunque quizá el gran atractivo aquí es ir a La Digue, una isla fácil de recorrer en bicicleta con playas absolutamente asombrosas, como Anse Source d’Argent. La arena blanca, el agua cristalina y las curiosas formaciones rocosas te dejan sin palabras.

Y al acabar nuestro crucero por el Índico norte, podemos igualmente quedarnos unos días en las islas Seychelles. En este artículo tienes una pequeña guía de qué hacer.

Pero si quieres más información sobre este crucero o cualquiera de los destinos de esta ruta, puedes escribirnos por email a info@consejerosviajeros.com o dejar tus comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *