Experiencia medieval en Tallin

Tallin es una ciudad de cuento. Uno de los pueblos medievales mejor conservados de Europa. Visitarlo es una delicia. Y además podemos vivir una auténtica experiencia medieval en ella.

Durante muchos años olvidada, Tallin es hoy en día una de las ciudades más visitadas de Europa. Y es de las que no defrauda. Su precioso centro antiguo, dividido entre el pueblo alto y el bajo, es una maravilla histórica. Y si combinamos su visita con una experiencia medieval mágica en restaurantes como el Olde Hansa, el viaje en el tiempo se confirma.

Experimentar Tallin a través de su comida y su cerveza es un buen consejo. Podemos aprender la devoción de los locales por la cerveza, y mejor aún, trasladarnos a la Edad Media. En el pueblo bajo de la ciudad, en la Plaza del Ayuntamiento, hay varios restaurantes que ofrecen diferentes posibilidades. Mi consejo, ir al Olde Hansa, en una pequeña calle que sale de esta Plaza para vivir una auténtica experiencia medieval, en la medida en la que hoy en día es posible vivirla, claro está.

La llegada al restaurante Olde Hansa es un poco angustiosa. Su terraza es llamativa, pero dentro está todo oscuro. Sólo la luz de las velas sobre las mesas deja intuir su mobiliario. Todo está construido en madera. El personal viste trajes tradicionales estonios de la época medieval. Te saludan amablemente y te invitan a viajar al pasado.

El menú ofrece platos típicos de la Edad Media. Todos ellos servidos en platos de barro con utensilios de madera. Las jarras en las que sirven la cerveza que ellos mismos producen también son de barro. Y empieza la degustación.

Entre los platos más típicos destaca el jabalí, una delicia, pero no dejes de probar el ciervo medieval, el oso o el pudin de chucrut. El menú se cocina con recetas del siglo XV usando los mismos métodos de aquella época. Y para acompañar los platos principales, pídete una cerveza negra de miel.

Es una experiencia medieval auténtica, servida con la amabilidad del personal en trajes tradicionales. El interior decorado con mapas y banderas antiguas nos traslada al siglo XV.

Y antes o después de degustar platos típicos de Tallin de la Edad Media, podemos iniciar o continuar nuestra experiencia medieval por la ciudad. La mejor manera de empezar a explorar Tallin es visitando primero el pueblo alto. Llegamos a él atravesando una de las puertas de la muralla que rodea la ciudad. En esta parte del centro histórico nos encontraremos los edificios más emblemáticos e importantes. La Catedral de Alexander Nevsky, en Toompea Square, el Parlamento de Estonia, la Iglesia de San Nicolás… Sólo el Ayuntamiento está en el pueblo bajo, al que podemos llegar descendiendo por empinadas calles adoquinadas.

Pero antes de bajar al pueblo bajo, no te pierdas las impresionantes vistas de éste desde los diferentes miradores en la parte alta. Es aquí donde confirmarás que Tallin es una ciudad de cuento.

Y en la parte baja de la ciudad, la Plaza del Ayuntamiento, Raekoja Plats, te maravillará igualmente. Pero lo mejor es perderse por las estrechas y adoquinadas calles que parten de aquí. Visita la farmacia más antigua de Europa, Raeapteek (abierta ininterrumpidamente). O adéntrate en alguna de las tiendas de suvenires que atraparán tu vista al pasar.

Deambula por Tallin. Maravíllate. Empápate de ese aurea mágica que se respira al pasear por su centro histórico.

Y antes de dejar la ciudad, vive otra experiencia gastronómica. Esta vez, con la cerveza. Vete a una degustación de cervezas locales. Aprenderás que hay diferentes tipos y que cada una se sirve con alguno de los platos típicos locales durante la comida. Como el vino. La rubia con el entrante. La negra con el plato principal. Y la amarga con el dulce.

Tallin es mágica. Su visita no defrauda. Pero si la combinamos con una experiencia medieval en restaurantes como el Olde Hansa y alguna degustación de cerveza, ponemos la guinda a nuestro viaje.

Si quieres más información sobre Tallin, no dudes en escribirnos por email a info@consejerosviajeros.com o deja tus comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.