Islas Caimán, un buceo paradisíaco

Los locales dicen que es el mejor diving del Caribe. Con impresionantes acantilados submarinos, fascinantes corales y sorprendentes barcos hundidos, las islas Caimán ofrecen un buceo único.

Aguas cristalinas, playas deslumbrantes y un buceo distinto para cada día del año, las islas Caimán son un paraíso para todo tipo de visitantes. Entre Grand Cayman, Little Cayman y Cayman Brac suman 365 increíbles puntos de buceo. Te seleccionamos los mejores.

Si buscas buceo de barcos hundidos, en las aguas de las islas Caimán encontramos el USS Kittiwake. Este buque de guerra de 76 metros de largo se encuentra a unos 700 metros mar adentro al Norte de la famosa Seven Mile Beach, en Grand Cayman. Fue hundido en 2011 como arrecife artificial. Hoy podemos adentrarnos en su estructura casi intacta. Exploramos su hospital, su comedor, su sala de máquinas y de municiones y hasta el puente de mando. Su profundidad máxima es de 18 metros, pero en su parte menos profunda el barco se encuentra a menos de 5 metros, lo que lo hace ideal para el snorkel también.

En Cayman Brac podemos explorar otro barco hundido, el MV Capt. Keith Tibbetts. Es quizá el sitio de buceo más famoso de esta isla. Y es que este buque de guerra ruso es el único que podemos bucear en este Hemisferio. Esta fragata rusa de 100 metros de largo fue hundida como arrecife artificial a una profundidad que va desde los 10 hasta los 30 metros. Destaca su torre de ametralladoras. Y entre la vida marina se nos aparecen barracudas, morenas, meros y tubos de esponjas de color.

Y es en Cayman Brac donde empezamos a descubrir el porqué de la fama del buceo de las islas Caimán: sus acantilados submarinos. En su parte sur podemos sumergirnos en Wilderness Wall, una dramática pared cortada por cañones y pináculos con un abundante coral, esponjas y vida marina.

Una montaña submarina rodea las islas Caimán. Y por eso se las considera el lugar de nacimiento del buceo de acantilados. Hay numerosos paredes que caen verticales y en las que crece un sorprendente coral. De entre todas ellas destaca Grand Cayman´s North Wall, que cae 1800 metros de profundidad. Quizá el punto de inmersión más famoso aquí es Babylon. Podemos descender en este cañón submarino tanto como queramos en un escenario impresionante, con coral negro, esponjas y ventiladores púrpuras. La vida marina se compone de rayas águila, peces loro, barracudas, tortugas y hasta es posible ver el tiburón martillo.

Pero quizá el mejor punto de buceo de las islas Caimán es Bloody Bay Wall, en Little Cayman. Con un sorprendente acantilado arcoíris, lleno de túneles y arrecifes, y una maravillosa vida marina, la pared cae hasta 2000 metros y la visibilidad supera los 40. En sus acantilados verticales descubrimos un bosque de esponjas de neón de tubo amarillo, gigantescos abanicos y corales bioluminiscentes. Podemos ver águilas raya, tortugas y langostas. Jackson’s Bight es uno de los puntos de inmersión más famosos.

Stingray City es una de las atracciones principales de las islas Caimán. No requiere ser buceador certificado, ya que es principalmente una actividad de snorkel. Las aguas cristalinas de esta zona de Grand Cayman atraen a cientos de mantas raya que se acercan curiosas a los nadadores, rozan sus aletas y juguetean con ellos. Puedes interactuar con estos curiosos animales con los pies en la arena. O profundizar un poco más, hasta los 4 metros, y encontrarte ejemplares realmente gigantescos. Y lo mismo ocurre en Stringray Alley.

Y entre buceo y buceo, las islas Caimán son famosas por sus paradisíacas playas. Seven Mile Beach es quizá la más conocida. La combinación de colores con una arena blanquísima, un agua turquesa y un cielo azul infinito crea una postal memorable. Desde aquí es posible bucear en arrecifes cercanos y ver vida marina en expediciones de buceo que nos llevan a North Sound, por ejemplo.

Pero regresando al buceo en Grand Cayman, al Norte encontramos Ghost Mountain. Se trata de un gigantesco pináculo en forma de seta que sobresale entre el azul del mar. Esta roca está cubierta por esponjas rojas y estrellas de coral. A unos 30 metros de profundidad se abre una caverna que ofrece espectaculares vistas. En Grand Cayman tenemos también Devil´s Grotto y Eden Rock, dos inmersiones fáciles donde podemos ver formaciones coralinas y rocosas.

Y así acabamos nuestra aventura de buceo en las islas Caimán. Si quieres más información sobre este destino, cualquier otra expedición de buceo que tengas en mente o un viaje por el Caribe, no dudes en contactarnos por email a info@consejerosviajeros.com o dejar tus comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *