Los Cotswolds desde Londres

Londres es una de las primeras capitales europeas en ser visitadas. Pero a veces sólo nos centramos en esta interesantísima ciudad, sin saber que cerca, muy cerca, se encuentra una de las regiones más hermosas de toda Inglaterra, Los Cotswolds.

A Londres le puedes dedicar 2 ó 3 días y así conocer sus grandes atractivos: Picadilly Circus, el Soho, Covent Garden, Buckingham Palace (con el cambio de guardia), St James Park, la Abadía de Westminster, el London Bridge, Camden Town, el British Museum… Pero después, aprovecha para maravillarte con Los Cotswolds.

El mejor medio para recorrer Los Cotswolds es en coche propio. Perderse sin rumbo ni tiempo. Ya las vistas desde la carretera son preciosas, de colinas verdes, casas de piedra y jardines de flores. Aunque hay paradas obligatorias como Broadway, Tetbury, Bibury, Chipping Campden, Bourton o Stratford upon Avon. Pero déjate llevar por la carretera o el paisaje.

Los Cotswolds, con un marcado sabor añejo, se ubican en el centro de Inglaterra, a unos 150 kilómetros de Londres. Y abarca un recorrido con tres puntos de referencia. Al norte, Stratford Upon Avon (donde nació William Shakespeare); Oxford, al este, y Bath en el oeste. Un triángulo cargado de una enorme y cautivadora belleza.

Las villas que te vas a encontrar en tu recorrido por Los Cotswolds florecieron gracias al auge de la producción y el comercio de lana entre los siglos XIII y XV. De ahí el nombre que las define: cots, que significa ovejas, y wolds, colinas.

La calidad de la lana de Los Cotswolds era excelente. Y la demanda tal que pronto se hizo famosa no sólo en Inglaterra, sino en todo el mundo. La fiebre de la lana enriqueció esta región, en la que se construyeron coquetas localidades, llenas de casas dignas de cuento, hermosas iglesias en piedra caliza color miel y jardines de coloridas flores.

En tu recorrido por carreteras de curvas suaves, colinas verdes, campos de labranza, casas de piedra añejas y prados de flores, hay pueblos que son parada obligatoria. El primero de ellos, Tetbury, conocido como la villa de los famosos, ya que conocidos personajes ingleses tienen su residencia aquí. La joya de Los Cotswolds es una preciosa localidad de gran belleza y una cuidada oferta culinaria.

Sin nada que envidiar a la anterior, Bibury es otra visita imprescindible en tu ruta. Es quizá la villa más fotografiada por Arlington Row, considerada una de las calles más bonitas del Reino Unido. En esta empinada vía se concentran pequeñas viviendas de piedra con pintorescos tejados puntiagudos. La verdad que es llamativa.

Igual de pintoresca puede ser Broadway, con una de las calles más largas de toda Inglaterra, la High Street, donde se pueden apreciar casas en estilo georgiano y tudor.

Muy cerquita de Broadway se encuentra la deliciosa localidad de Chipping Campden. Se trata de un pueblecito que nació como mercado allá por 1627 y que hoy en día presume de ser una de las localidades mejor conservadas de Los Cotswolds. Y también de las más elegantes por sus cuidados setos. Es uno de los pocos lugares donde aún se conservan casas con tejados de paja.

Siguiendo estas carreteras que suben y bajan, llegarás al balcón de Los Cotswolds, Stow on the Wold. En estas colinas pastaban las famosas ovejas de lana tan preciada, y también aquí se celebraban las antiguas ferias de ganado. Hoy Stow on the Wold es famoso por sus tiendas de antigüedades y por su gastronomía.

Y otra visita recomendable son las localidades de Upper y Lower Slaughter, dos coquetas villas a orillas del río Eye con un aroma idílico y romántico. De hecho, en Lower Slaughter se encuentra la considerada calle más romántica del Reino Unido, Copse Hill Road.

Y para finalizar tu ruta, obligatoria una visita a la Venecia de Los Cotswolds, Bourton on the Water. Su estampa está marcada por sus famosos puentes de piedra.

Pero el cierre verdadero por esta preciosa región británica tiene que hacerse en Startford upon Avon, la localidad natal de William Shakespeare. El famoso dramaturgo nació aquí y pasó en Stratford gran parte de su vida. Sus huellas laten por toda la ciudad y visitar las casas donde vivió es sin duda un reclamo universal.

Además de estas paradas en ruta, lo mejor de visitar Los Cotswolds es perderse sin rumbo por esta región, que parece de postal. Una comarca dominada por señoriales casas de piedra, colinas verdes y jardines de flores.

Si quieres saber más sobre este destino o te ha quedado alguna duda, puedes escribirnos un email a info@consejerosviajeros.com o dejar tus comentarios a continuación.

2 comments

  1. Hola! Con sus descripciones me dieron ganas de incluir la excursión en el viaje que haremos el próximo abril con mi familia (somos 4 adultos). ¿Se puede hacer un recorrido por algunos de los pueblos en transporte público, por ejemplo colectivos, como se hacen los Waterlands desde Amsterdam, en este caso desde Londres?
    Nunca manejamos en el Reino Unido, me da temor sobre todo la salida y entrada a la ciudad, supongo que en ruta es más fácil adaptarse. Imagino que siendo 4 sería más económico rentar un auto, ¿no?

    1. Hola, Mariana!
      Es posible recorrer Los Cotswolds en transporte público combinando tren y bus, aunque resulta mucho más complicado y te va a llevar más tiempo. La mejor opción es auto propio por la libertad que te da, pero sí puedes recorrer Los Cotswolds en transporte público. Te dejo un enlace con información sobre cómo moverte por esta zona en bus y tren: https://www.cotswold.gov.uk/getting-around/buses-trains/
      Espero haberte ayudado, Mariana. Si necesitas algo más, escríbenos de nuevo.
      Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.