Milán, el motor económico de la belleza

Ni París. Ni New York. Ni cualquier otra ciudad del mundo. Milán es el motor económico de la belleza y una verdadera delicia de ciudad para descubrir.

Casi la mitad de la producción de moda en Europa se realiza en Milán. Uno de los centros neurálgicos económicos europeos. Y su arquitectura y sus calles son un verdadero lujo para los ojos de quien la visita. Y de los propios milaneses.

La Catedral, el Castillo Sforzesco, las Galerías Vittorio Emanuele o La Scala son visitas imprescindibles en tu ruta por Milán. Pero hay otros secretos que tienes que añadir a tu lista.

Puedes llegar a la capital del norte de Italia volando directamente a Malpensa. O llegando a Bérgamo, una ciudad muy recomendable, con un encanto cautivador. Su arquitectura y su ciudad antigua la hacen de lo más atractiva en tu llegada o salida.

Pero centrándonos en nuestra ruta por Milán, combinaremos la ciudad histórica con la ciudad financiera. Empezamos por la primera. La cercanía de los monumentos hace que sea muy fácil caminar entre los principales atractivos.

El Castello Sforzesco es la primera parada. Este castillo fue construido en 1368 como una fortaleza y más tarde se convirtió en un palacio para el duque de Milán. En su interior se encuentran varios museos como el egipcio o el museo antiguo. Llama poderosamente la atención sus grandes muros, por lo que es imprescindible caminar por dentro y por fuera de él. Una verdadera fortaleza.

Desde aquí encaramos la calle principal que sale del Castillo y nos lleva directamente al Duomo. Una de las Catedrales más impresionantes de Europa, encajonada en una inmensa plaza. Al llegar, la gigantesca obra impone. Aunque data del siglo XIV, no se terminó hasta 1965.

A escasos metros se encuentra una de las galerías más conocidas y exclusivas del mundo: la Galería Vittorio Emanuele II, también conocida como “El Salón de Milán”. Se trata de una galería comercial diseñada en el siglo XIX en la que se pueden encontrar, además de agradables restaurantes con terraza, las tiendas más elegantes de la ciudad. Dentro de la galería se encuentra el famoso escudo de la ciudad, protegido por un toro. La tradición dice que hay que dar una vuelta completa con un solo pie para que se tenga suerte.

Atravesando la Galería Vittorio Emanuele llegamos a La Scala de Milán, el teatro de Ópera más grande del mundo. Por fuera parece un edificio cualquiera. Por dentro impresiona.

Cerca de la plaza del Duomo se encuentra el barrio de Brera. Esta zona es conocida por sus pintorescas calles, sus comercios artesanales y por la infinidad de restaurantes y heladerías (hay que comer helado sí o sí se viaja a Italia). Y si apetece una cerveza, pide la Birra Moretti.

Otro de los atractivos de Milán es visitar el cuadro de La Última Cena, de Leonardo da Vinci. Se guarda en el convento de Santa Maria delle Grazie, y para verlo hay que sacar entrada con antelación.

O podemos acercarnos a ver la Basílica de San Ambrosio, una de las Iglesias más antiguas de la ciudad, del siglo IV.

Y si nos vamos a la ciudad financiera, descubriremos el importante centro comercial, financiero e industrial que es Milán, el motor económico de Italia, sin duda. Sede de numerosas multinacionales de la comunicación, la moda y editoriales. La sede de la Bolsa de valores se encuentra en la Piazza Affari

La modernidad de la Piazza Gae Aulenti impresiona. Este complejo urbanístico está a siete metros sobre la calle. La Torre Unicredit es uno de los edificios más sorprendentes. Tiene una altura de 231 metros y es el rascacielos más alto de Europa. Hay una azotea para que puedas disfrutar las vistas de la ciudad. Otro de los puntos que más llaman la atención es El Bosque Vertical, un complejo de dos torres recubiertas con 2.000 especies de plantas.

Y no podemos dejar Milán sin degustar una buena pasta o una deliciosa pizza. Además, a pesar de que Milán es más cara que el resto de Italia, comer no suele ser caro. En los restaurantes italianos se puede comer un menú por 10€ con un entrante y un plato de pasta o pizza.

Dejamos Milán fascinados. Una ciudad que te absorbe y te maravilla. Y si quieres saber más secretos de este precioso destino, puedes dejar tus comentarios o contactarnos por email a info@consejerosviajeros.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.