Oriente Medio en crucero, maravillosos contrastes

La ciudad de los grandes rascacielos y edificaciones majestuosas. El desierto de dunas infinitas. Palacios lujosos de sultanes y emires. Mezquitas asombrosas de alfombras infinitas. Estos son algunos de los atractivos de un crucero por Oriente Medio. Pero hay más.

Un crucero por Oriente Medio es un viaje a las sorpresas. Abrirse a lo desconocido. A dejarse sorprender por culturas milenarias y tradiciones únicas. Una travesía muy gratificante.

El puerto de salida habitual de un crucero por Oriente Medio es Dubai, uno de los siete emiratos que componen los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Se trata de una ciudad modernísima construida en medio de un desierto. Enormes rascacielos de impactantes formas se levantan majestuosos. El Burj Khalifa destaca como el edifico más grande del mundo. Hoteles de lujo extremo y centros comerciales enormes comparten el espacio. El Dubai Mall tiene todo lo que estás buscando. Y cerca está la fuente danzante más grande del mundo, la Fuente de Dubai.

Pero también hay hueco para el Dubai antiguo en su zoco, de laberínticas calles. Sin embargo, Dubai destaca por ser el paraíso de las compras, por ofrecer todos los lujos que uno pueda pensar o imaginar y por sus grandiosas construcciones, como The Palm, La Palmera.

El puerto de cruceros no está lejos del centro de la ciudad, por lo que si llegas unos días antes puedes explorar esta sorprendente urbe o incluso aventurarte en una expedición por el desierto antes de empezar tu travesía por Oriente Medio. Hay varios puertos de escala. Los más habituales son Fujairah y Abu Dabi en los EAU, Muscat en Omán, Doha en Qatar y Bahréin. También son menos frecuentes otros como Sir Bani Yas o Khasab.

Si no te ha dado tiempo a hacer una expedición en todoterreno por el desierto de Dubai, tienes la posibilidad de hacerlo en Fujairah, otro de los emiratos de EAU. La verdad que resulta una aventura muy emocionante, muy recomendable. Si no, puedes relajarte en alguno de sus muchos resorts de lujo construidos en plena playa.

El siguiente puerto de escala en tu crucero por Oriente Medio posiblemente sea Abu Dabi. La capital de los Emiratos. Y la ciudad que más cambia de uno año para el otro. Resulta sorprendente que sea una ciudad muy verde, con numerosos parques. Y la combinación de tradición y modernidad.

Pero si algo no te puedes perder en Abu Dabi es la mezquita Sheikh Zayed, una de las 400 de la ciudad. Es gigantesca, la tercera mayor del mundo. Y en su interior te maravillarán sus enormes lámparas y su infinita alfombra, la más grande del mundo. Y hecha a mano. Su arquitectura y su decoración a base de piedras preciosas no te dejarán indiferente. La mezquita es realmente espectacular.

Aunque menos habitual, otro posible puerto de escala en los Emiratos Árabes es Sir Bani Yas, una isla frente a Abu Dabi a la que los cruceros llegan usando lanchas. Disfrutar de sus playas o aventurarse en una expedición en jeep para ver la fauna local son sus principales atractivos.

Y ya saltando a Omán, tu próximo puerto en tu crucero por Oriente Medio es Muscat, la capital del país. Atracado en plena ciudad, si buscas compras, este es tu destino. El Zoco está cerca y ofrece todo lo que estés buscando. Aunque la ciudad ofrece otros atractivos como el imponente Palacio del Sultán, las Fortalezas portuguesas o la Gran Mezquita. Esta cuenta con la segunda alfombra más grande del mundo pero con la mayor lámpara de araña. Otra mezquita más, sí, pero esta vale muchísimo la pena verla.

En los alrededores de Muscat, puedes visitar alguno de los pueblos beduinos tradicionales y ver algún oasis en el desierto, como el de Nakhl.

Otro posible puerto en Omán, menos habitual, es Khasab o Jasab, ubicado en la Península de Musandam. Sinceramente, no hay mucho que hacer aquí salvo que busques bucear o relajarte en la playa, pero el entorno es sencillamente maravilloso. No te pierdas la llegada al puerto, entre acantilados y entrando en un fiordo impresionante. Y disfruta de la tranquila y pintoresca vida local.

Continuamos nuestro crucero por Oriente Medio. Próxima parada, Doha, en Qatar.  Atracas cerca del centro, pero como en cualquiera de estas ciudades, necesitarás transporte. Esta ciudad combina los tradicionales zocos beduinos con las modernas construcciones. Destacan entre estas La Corniche, un paseo a lo largo de la bahía de Doha con preciosas vistas y gigantescos rascacielos, y La Perla, una isla artificial con una lujosa marina, hoteles, restaurantes y enormes torres de edificios. Aunque si buscas historia, puedes acercarte al Fuerte Al Zubarah, un vestigio de los pueblos comerciantes del siglo XVIII. Y si prefieres naturaleza, no te pierdas el mar interior de Qatar, Khor Al Adaid, a 60 kilómetros de Doha. Una impresionante maravilla natural que muestra un mar en el interior de un desierto.

Y ya en el último puerto de escala en esta aventura por Oriente Medio llegamos a Bahréin, un archipiélago de 33 islas. Atracas lejos de la capital, Manama, a unos 45 minutos. Aquí, enormes rascacielos se combinan con mezquitas tradicionales y zocos artesanales. Vale la pena explorar la Gran Mezquita de Al Fateh, el mayor cementerio del mundo de A’ali o la Casa de Al Jasra, el lugar de nacimiento del Emir de Bahréin.  O también puedes relajarte en alguna de sus exóticas playas.

Regresamos a Dubai y acabamos nuestro crucero por Oriente Medio. Una travesía fascinante, curiosa, llena de cultura y tradición, aunque también de sorprendente modernidad.

Si quieres saber más sobre esta aventura o tienes cualquier duda sobre alguno de los puertos de escala, no dudes en contactarnos por email a info@consejerosviajeros.com o en dejar tus comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.