Ruta memorable por Le Cinque Terre

Cinco pueblos únicos. Fascinantes. Cinco villas de colores vivos construidos en escarpados acantilados que caen al mar. Así es Le Cinque Terre, una región memorable de Italia. Te contamos la mejor manera para visitarla.

Diez kilómetros de espectacular costa para cinco pueblos cautivadores. Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore son las villas de Le Cinque Terre, y la forma de conocerlos marcará tu experiencia.

Cada pueblecito de Le Cinque Terre es único. Ubicados en la Liguiria italiana, esta región es una de las zonas más hermosas del Mediterráneo. Construidos en terrenos que caen al mar, las casas, de vivos colores, se amontonan unas con otras dando lugar a una postal preciosa.

La mejor manera de llegar a Le Cinque Terre es el tren, bien desde Génova, si vienes desde el norte, bien desde Pisa, si vienes desde el sur. Como el tráfico de coches es limitado e incluso cerrado en alguno de estos pueblos, la mejor manera de recorrer las poblaciones es en tren regional, barco o incluso a pie. Y si te gusta caminar, mi recomendación sería esta última opción.

Desde el norte, el primer pueblo de los cinco que componen Le Cinque terre es Monterosso. Desde aquí se tarda 4 minutos en tren regional hasta la siguiente villa, Vernazza, y otros 4 entre Vernazza y Corniglia. De aquí a Manarola son 5 minutos en tren, y de esta a Riomaggiore se tarda sólo 6 minutos. Por tanto, es muy fácil recorrer las cinco aldeas pesqueras en tren, con tiempo para admirar cada uno de estos pintorescos pueblos.

Otra opción es visitarlos en barco, sólo disponible entre Abril y Octubre. Más o menos se tardan unos 15 minutos entre cada pueblo de Le Cinque Terre, con la excepción de Corniglia, que no tiene acceso por mar. Puedes bajarte en cada villa el tiempo que quieras y tomar el siguiente barco. ¡Ojo con los horarios! Y las vistas de cada población desde el agua son fascinantes, admirando cómo esas casas de vivos colores han sido construidas en tales pendientes sobre el mar. Único.

Pero, para mí, la mejor manera de recorrer Le Cinque Terre es caminando por los senderos del Parque Nacional. Un consejo si eliges esta opción y llegas en tren: es recomendable adquirir la Cinque Terre Card, que te da acceso tanto a los trenes regionales como a los senderos del Parque Nacional.

El Sentiero Azzuro (el Camino Azul) es una caminata de 12 kilómetros entre Monterosso y Riomaggiore, recorriendo los cinco pueblos que componen Le Cinque Terre. Parte de este sendero es la Via dell’Amore, una ruta para enamorados (de la vida o de la naturaleza, no sólo parejas) de poco más de un kilómetro y medio entre Riomaggiore y Manarola. Ojo a posibles aperturas y cierres de esta ruta, ya que actualmente sigue cerrada. Tienes más información en la web del Parque Nacional.

Bien hagas la ruta Azul completa, o solamente hagas la Via dell’Amore, las espectaculares vistas al mar, sus terrazas sobre acantilados y las cautivadores poblaciones pesqueras harán de esta experiencia algo memorable.

Y cada pueblo de Le Cinque Terre ofrece algo diferente al otro. Monterosso es el más grande, pero no el más espectacular. Aun así, las callejuelas de su centro histórico esconden algunos tesoros como la Iglesia de San Giovanni Battista, el Monasterio de los Capuchinos, la Iglesia de San Francisco, la villa Montale, la estatua del Gigante o la fortaleza y la torre de Aurora. Ah, y cuenta con las mejores playas de la zona.

Vernazza es el pueblo más pintoresco. No te lo puedes perder. Su emplazamiento es espectacular. Y la estampa de casas de colores sobre el acantilado que puedes ver desde alguno de sus miradores es fascinante. La parte más escénica del Sentiero Azzuro es entre Monterosso y Vernazza, un recorrido de 2 horas aproximadamente.

Corniglia es, como decíamos, el único pueblo sin acceso al mar, pero con vistas espectaculares de él. Ubicado sobre las rocas de un acantilado, esta villa está rodeada de viñedos y cuenta con atractivos en su centro, como las ruinas de su Castillo, el oratorio de Santa Catalina y la iglesia de San Pedro.

Pero, para mí, junto con Vernazza, de los pueblos más cautivadores de Le Cinque Terre es Manarola. Es un verdadero placer perderse entre sus callejuelas que te guían al mar. Y tiene un aire romántico que te embriaga, manteniendo ese ambiente pesquero tradicional. Desde aquí, como decíamos, sale la Via dell’Amore hasta Riomaggiore, un camino de paisajes espectaculares.

Y el último pueblo de los cinco es Riomaggiore. Una ciudad que parece que se va caer al mar en cualquier momento. Y si impresiona desde fuera, desde dentro maravilla igualmente. Piérdete por sus coloridas y empinadas callejuelas. Una villa preciosa con vistas increíbles desde la Torre del Reloj.

Foto de Airpano.

Para mí, la mejor manera de recorrer Le Cinque Terre es tomando el tren a Monterosso y desde ahí recorrer el Sentiero Azzuro hasta Riomaggiore. Tardarás unas 5-6 horas. Al finalizar, toma el barco de regreso a Monterosso, parando en alguna de las villas si así lo deseas, aunque ya las habrás visitado en tu caminata. Esta sería mi recomendación, posible en un día.

Y si quieres hacer noche en Le Cinque Terre, en Monterosso tendrás más opciones de alojamiento, pero los más románticos los encuentras en Manarola. Una opción más económica es alojarse en La Spezia, a menos de 10 minutos en tren de Riomaggiore.

Al finalizar tu ruta por Le Cinque Terre notarás un cambio en tu interior. No quedarás indiferente. Esta zona es, para mí y junto con la Costa Amalfitana, de las regiones con más encanto y más espectaculares de Italia.

Si quieres saber más sobre Le Cinque Terre, alguno de los cinco pueblos o sobre Italia, puedes escribirnos por email a info@consejerosviajeros.com o dejar tus comentarios a continuación.

2 comments

    1. Gracias, Gerardo, por tus palabras. Cualquier información adicional que necesitéis no dudes en contactarnos. Le Ciqnue Terre es una zona fascinante de Italia, os encantará.
      Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.