Un crucero por Alaska

Hacer un crucero por Alaska es de los destinos más recomendables para utilizar este tipo de vacaciones. ¿Por qué? Porque, aparte de las comodidades, el lujo y el confort que conlleva un crucero en sí mismo como viaje, Alaska es un lugar que vas a disfrutar desde el mismo barco, con paisajes impresionantes que hacen que el viajero disfrute más de su estancia en cubierta, abrigado eso sí, que de los puertos de escala.

Y eso que cada puerto de escala ofrece innumerables atracciones para el visitante, todas ellas relacionadas con la naturaleza y la fauna salvaje.

Entrada en crucero al Hubbard Glacier
Entrada en crucero al Hubbard Glacier

Empecemos por cuándo ir y dónde empezar. Lo más recomendable es ir en los meses de verano, ya que solamente salen cruceros de finales de mayo a principios de septiembre. Pero el mejor mes es Julio. La temperatura es bastante agradable y es la que época en la que salen los osos de su hibernación, por lo que, si quieres ver fauna, el oso es una de las principales atracciones. Si quieres escapar de la masa turista, mejor a principios de Junio, que también puedes ver los primeros osos. Y como puerto de embarque, tenemos dos alternativas principales, Seattle en EEUU o Vancouver en Canadá.

En cuanto a los itinerarios, tenemos varias opciones, pero los principales puertos de escala son tres: Juneau, Ketchikan y Skagway.

Sobrevolando la lengua de un glaciar
Sobrevolando la lengua de un glaciar

Juneau es la capital del estado de Alaska, la joya de la corona, ya que es donde más opciones tenemos para hacer todo tipo de excursiones. El principal atractivo son los vuelos en helicóptero sobre los glaciares, aterrizar en uno para hacer un trekking de una a tres horas, una experiencia increíble, o bien hacer el dog sledding, un paseo en trineo con huskkies de Alaska sobre el glaciar nevado con un panorama impresionante. En Juneau pude hacer la que considero como de las mejores excursiones de mi vida, sobrevolando los cinco glaciares y aterrizando en un rincón precioso, al lado de una cabaña de madera, para vivir una experiencia única con un delicioso plato de salmón y una familia de osos merodeando a tu alrededor.

Ketchikan es famosa por los Fiordos de Misty, y porque es la ciudad más lluviosa de todo EEUU. De hecho, lo normal en este puerto es que llueva, ya que apenas ven el son unos 15 días al año. Pero el vuelo sobre los fiordos de Misty o la visita en barco es una excursión que merece la pena y deja unas bellas fotos marcadas en el visitante, con las dramáticas montañas cayendo al mar. Aunque hay más cosas para ver o hacer.

Vistas desde el White Pass Yukon Train
Vistas desde el White Pass Yukon Train

Y aunque Skagway no sea tan conocida como Juneau, para mí es la gran sorpresa, una preciosidad de pueblo, con las casas y burdeles de colores típicos de la fiebre del oro. De hecho, la ciudad nació con motivo de la fiebre del oro en el Yukon, razón por la cual se construyó el White Pass Train, que conecta Skagway con Fraser en Canadá y cuyo trayecto en ferrocarril es uno de los más bonitos que el ser humano puede disfrutar en todo el mundo, con paisajes realmente preciosos para la vista. Hay varias opciones para combinar la excursión en tren, ya que puedes llegar hasta Canadá o simplemente parar y regresar en la frontera. Pero lo que no os debéis de perder es un paseo por el pueblo, pequeño pero muy acogedor, con las montañas nevadas de fondo que forman un precioso marco a esta ciudad de colores e historia.

Sobrevolando el Glaciar Mendenhall
Sobrevolando el Glaciar Mendenhall

Y una de las grandes atracciones de un crucero por Alaska son los paisajes y la vida marina que se puede ver desde la cubierta del barco. Os aconsejo pasar tiempo en cubierta, a la entrada o a la salida de cada puerto, ya que los paisajes resultan impactantes por su extrema belleza, con montañas nevadas, glaciares y avistamiento de ballenas. La visita al Hubbard Glacier o al Tracy Arm Fjord, dependiendo del barco que escojáis, es la guinda de un crucero único e incomparable. Hay quien se atreve a compararlo con los Fiordos noruegos o los de New Zealand, pero la belleza de Alaska es única.

Numerosos cruceros hacer ruta por Alaska
Numerosos cruceros hacer ruta por Alaska

El puerto final puede variar, bien regresando a Seattle o a Vancouver o bien finalizando en Seward, para mí, recomendable este último, aunque es más difícil la conexión aérea de regreso, ya que tenemos que ir hasta Anchorage en un trayecto de 2 horas en autobús o casi tres en tren por parajes preciosos.

Hay otros puertos de escala en el itinerario de un crucero por Alaska dependiendo del barco en el que vayáis, como Icy Strait Point, Victoria o Sitka. Si queréis información sobre alguno de ellos o ampliar la que tenéis aquí sobre Alaska, no dudéis en contactarme.

info@consejerosviajeros.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.