Una ruta por Croacia por croatas

Croacia es uno de los países más sorprendentes de la vieja Yugoslavia. Sus espectaculares Parques Nacionales, su impresionante costa y preciosas islas y sus acogedoras ciudades medievales hacen de un viaje por Croacia una delicia. Seguimos una ruta, hecha por locales, por aquellos lugares que no te puedes perder.

Recorremos Croacia en un itinerario diseñado por croatas para “descubrir fantásticos sitios históricos, gente guapa y la costa más bonita de Europa”. Y así me lo dicen.

Y empezamos esta ruta por Croacia en Dubrovnik. La gran maravilla croata. En mis notas de viaje la defino como “una ciudad reluciente”. Y añado. “Nunca una palabra fue tan adecuada para definir a una ciudad con sus suelos enlosados que relucen con el brillo del sol por el día y con el resplandor de las luces por la noche”. Y es que Dubrovnik es una ciudad increíble.

Descubre su Ciudad Vieja, rodeada de murallas y con edificios majestuosos de piedra clara y reluciente. Piérdete en sus estrechas calles para descubrir plazas escondidas, iglesias apartadas… Pasea sobre las Murallas para una perspectiva diferente de Dubrovnik. Puedes ver el diferente color de los tejados, muchos renovados después de los bombardeos durante la Guerra. Bebe agua en la Fuente de Onofrio. Y disfruta del gran ambiente que se respira en la ciudad al atardecer, con mesas de restaurantes en esquinas o escaleras que se iluminan con velas o farolillos. Dubrovnik tiene su epicentro en Plaka, su calle principal, reluciente con el sol de día, cautivadora con el atardecer. Pero las mejores vistas de la Ciudad Vieja son desde el Monte Srd, accesible por teleférico. Impresionantes.

Continuamos nuestra ruta por Croacia frente a las costas de Dubrovnik. Navegamos en ferry  por un mar azul intenso que contrasta con el blanco calizo de los acantilados. Las islas Mljet acogen uno de los ocho Parques Nacionales del país. Ideal para amantes de la naturaleza. Y la isla de Korcula se cree el lugar de nacimiento de Marco Polo. Y como no, todo viajero debe de visitar su casa. La ciudad vieja se erige sobre una península sobre el mar. Fortificada, la Catedral destaca en lo alto, entre un laberinto de estrechas calles. Vale la pena alquilar una bici y recorrer Korcula sobre dos ruedas para descubrir parajes naturales con bellos miradores.

Y seguimos la ruta por la Costa Dálmata de Croacia con paradas en las islas de Hvar y Brac. Ambas cuentan con preciosas playas, naturaleza y gran vida nocturna. A mí, particularmente, me resultó especialmente acogedora Hvar. Su casco antiguo, de suelos enlosados relucientes y casas de piedra, es cautivador. Las vistas desde el Fuerte Venecia son asombrosas. Y la isla, montañosa y cubierta de frondosa vegetación, oculta preciosos secretos, con calas ocultas y rincones mágicos.

Dejamos las islas y volvemos al continente. Nuestra próxima parada en esta ruta por Croacia es Split, “deliciosa Split”. Con sus suelos enlosados y relucientes, edificios de piedra gris claro, pasadizos subterráneos, calles porticadas, plazas fascinantes y cafés en increíbles rincones, Split le hace la competencia a Dubrovnik por ser la ciudad más bella de Croacia. El imponente Palacio Diocesano domina el casco viejo. Split es una ciudad para disfrutar tranquilamente, con sus plazas, sus callejuelas, su paseo marítimo y las vistas desde el parque de Marjana. Podemos pasar días en esta “deliciosa” Split.

Desde Split podemos ir a Ston para visitar sus murallas, las segundas más largas del mundo, dicen. O podemos continuar ruta por Croacia hacia el norte pasando por Sibenik, con una preciosa arquitectura y el asombroso Parque Nacional Krka en sus cercanías, y Trogir, cuyo centro histórico es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, antes de llegar a Zadar. Y desde aquí, al Parque Nacional Plitvice.

El Parque Nacional Plitvice es uno de los sitios más conocidos de Croacia. Y es que sus impresionantes cascadas de agua y su entorno natural maravillan a todo visitante. Para no perderse.

Y acabamos esta ruta por Croacia en Istria, al norte del país. En esta región encontramos mágicos lugares como Pula, una pequeña ciudad costera con un impresionante anfiteatro romano. Según mis notas, “casi mejor que el Coliseum de Roma”. O Rovinj, un pueblo que enamora, “para el amor y para enamorarse”, con un casco antiguo de ensueño. Y también descubrimos el Parque Nacional Brijuni, un conjunto de islas con gran encanto, como la de Rab.

Y si nos dirigimos al interior descubrimos la sorprendente Zagreb. No tenía grandes esperanzas en esta ciudad, pero había que conocerla por ser la capital de Croacia. Y sorprende. Resulta cautivadora y acogedora. Sus edificios históricos de vivo colorido llaman la atención. Dividida entre la ciudad alta y la baja, vale la pena perderse entre sus callejuelas de edificios antiguos y coloridos.

Desde Zagreb, y si tenemos tiempo, podemos visitar Varazdin y Osijek, que destacan por su arquitectura, Ilok, conocido por el cultivo de la uva recorriendo la carretera del vino, y Vukovar, la ciudad más devastada durante la Guerra.

Y así acabamos esta ruta por Croacia. Un país que cautiva, que cuenta con seis lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ocho Parques Nacionales y 10 Parques Naturales, una costa maravillosa y una gente acogedora y agradable. Croacia ofrece algo para todos los gustos. Puedes practicar deportes de aventura, hacer senderismo, submarinismo, perderte en velero por sus islas o disfrutar de su gastronomía y sus vinos.

Si quieres más información sobre Croacia, no dudes en contactarnos por email a info@consejerosviajeros.com o dejando tus comentarios a continuación.

4 comments

  1. ¡Hola! Me ha gustado mucho la entrada y me gustaría preguntaros, cuánto tiempo en días necesitasteis para hacer el recorrido, y más o menos un presupuesto que tuvisteis que utilizar (sin lujos, hoteles normales…)

    1. Hola, Miguel:
      Gracias por escribirnos.
      En dos semanas puedes hacer este recorrido tranquilamente, cubriendo todos los puntos del itinerario, pero si quieres apurarlo y visitar solamente las principales atracciones, en 10 días lo puedes hacer.
      En cuanto al presupuesto, Croacia no es caro, pero depende de la época en la que vayas, ya que en verano se está volviendo (bueno, se ha vuelto ya desde hace unos años) bastante turístico y eso hace que los precios se incrementen considerablemente. Sin grandes lujos, entre alojamiento, transporte y comer te puedes gastar unos 40€ al día, sobre todo si te alojas en casas particulares (algo que se lleva mucho allí y que es todo una experiencia).
      Espero haberte ayudado, Miguel. Si necesitas algo más, no dudes en escribirnos de nuevo.
      Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.