Una visita a las majestuosas Cuevas Elefanta

A pocos kilómetros de Mumbai se encuentra Gharapuri, literalmente “la ciudad de las cuevas”. Aquí descubrimos las místicas Cuevas Elefanta, un destino sagrado del Hinduismo con miles de años de vida y que resulta curioso conocer.

Construidas entre los siglos V y VI, el conjunto de las Cuevas Elefanta está dedicado a la diosa Shiva. Se trata de 7 grutas con figuras fantasmagóricas en su interior.

Para llegar a las Cuevas Elefanta tenemos que tomar un barco desde la misma Puerta de la India, en el puerto de Mumbai. Desde aquí tardamos una hora en llegar a Gharapuri. Y en lo alto de la colina, tras numerosos escalones y un kilómetro de subida, descubrimos las grutas. La más destacada es la Cueva número 1 o Gran Cueva.

Las Cuevas Elefanta fueron construidas directamente en la roca, y así talladas sus esculturas. Mezclan Hinduismo y Budismo y narran hechos mitológicos de estos cultos con esculturas de hasta seis metros de alto. Realmente impresionan.

Fueron los portugueses, cuando tuvieron India como colonia, los que le llamaron Cuevas Elefanta a este lugar. El nombre viene de una enorme estatua de un elefante a los pies del puerto de llegada. Pero aquí no hay elefantes. Fueron también estos colonizadores quienes le causaron los mayores destrozos a estas creaciones, utilizando las esculturas como tiro al blanco. Hoy, las Cuevas Elefanta son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En la isla se encuentras dos grupos de gigantescas cuevas excavadas en la roca de granito. En el grupo más numeroso contamos cinco grutas con esculturas Hindús. La Gran Cueva o número 1 es la más grande, con 39 metros de profundidad. Está dedicada a Shiva y en sus paredes se representan escenas de la mitología Hindú.  En el otro lado, hay dos cuevas más pequeñas. Pero todas cuentan con una cámara principal, dos laterales, patios y santuarios secundarios.

Adentrarse en estas cavernas puede producir algo de terror, por la oscuridad del lugar y por las fantasmagóricas figuras que salen a tu paso.

Después de visitar la gruta principal y las secundarias de las Cuevas Elefanta, es recomendable subir a Cannon Hill. Aquí descubrimos un viejo cañón vigilando el puerto y unas buenas vistas de la zona.

Pero explorar estas cuevas y la forma y estilo de vida de la gente que vive en la isla Elefanta resulta uno de los mayores atractivos de tu visita a la India. A tu paso te encuentras numerosos vendedores. Y te pasan los porteadores que llevan a gente en sillas a sus costados hasta lo alto de la colina.

Para llegar a las Cuevas Elefanta tienes que tomar un barco desde el puerto a los pies de la Puerta de la India. Los tickets se venden por unas 130 rupias de la India, menos de 2€ por un billete de ida y vuelta. Y los barcos salen cada 30 minutos. La entrada a las grutas cuesta unas 250 rupias, unos 3€.

En la India hay otras cuevas de interés como las de Ellora y Ajanta, sobre las que puedes ver más información en este artículo: Las espirituales cuevas de Ajanta y Ellora.

Si tienes dudas sobre las Cuevas Elefanta o sobre cualquier otro destino en la India, puedes contactarnos por email a info@consejerosviajeros.com o dejar tus comentarios a continuación.

Y gracias por compartir este artículo en las redes sociales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.