México, resort y Todo Incluido

Mi primer viaje a México fue a un resort con el típico Todo Incluido. Nunca antes había viajado de esta manera, pero fue mi novia quien me convenció. Y como siempre me gusta aventurarme a nuevas experiencias para aprender de ellas y poder opinar, a Rivera Maya que nos fuimos unas semanas, con grata sorpresa.

Si lo que buscamos son playas paradisíacas, relax absoluto y buena comida, un resort en la Riviera Maya de México es ideal. Muchos me comentan que el viaje se hace muy largo para simplemente pasar los días en un hotel, o por qué no irse a otros sitios del Caribe que ofrecen lo mismo. Para mí, México ofrece algo más en un resort todo incluido que no ofrecen otros destinos, tanto en Europa o Norte de África como en el Caribe.

Resort hotelero de México.
Resort hotelero de México.

Y es que muy pocos destinos pueden competir con las playas de arena blanca, blanquísima, que nos encontramos en México, el increíble buceo que podemos realizar, la historia de las ruinas mayas o las curiosidades de los cenotes, esos ríos subterráneos que forman cuevas y túneles bajo tierra. Por eso, perfectamente podemos combinar días de descanso absoluto al lado de la piscina o en una tumbona en la playa, con excursiones o aventuras de un día para descubrir los atractivos locales de México.

Yo os recomiendo ocupar tres o cuatro días con actividades, que podemos intercalar con días más tranquilos. Una de las primeras excursiones que podemos realizar en la Riviera Maya de México es Cobá, que se encuentra a unos 100 kilómetros de la costa en la que tengamos nuestro resort, distancia que puede ser mayor o menos dependiendo de la zona elegida. En una hora y media podemos cubrir el trayecto, y es recomendable hacer la visita con un guía loca, ya que el lugar lo merece. Cobá es uno de los grandes centros arqueológicos de la Península de Yucatán, una de las grandes ciudades de la civilización maya.

La pirámide de Cobá.
La pirámide de Cobá.

En la visita se distinguen varios grupos de ruinas, como el grupo Cobá, formado por casas residenciales y palaciegas. Lo más notable es un edificio dedicado al culto, que en la zona llaman la “Iglesia”, y que mide 25 metros de altura.

Otro grupo que podemos visitar es el de Nohoch Mul, más antiguo que el anterior, y que nos sorprende por la altura de sus edificios, sobre todo con uno de los más altos de los encontrados en las distintas ciudades mayas, también llamado Nohoch Mul (en maya “gran montículo”): la base inferior más el templo superior tienen alrededor de 42 metros de altura. Aquí podemos subir a lo alto de la pirámide y tener una espectacular vista de la selva que rodea la zona arqueológica.

Estadio para el juego de la pelota maya.
Estadio para el juego de la pelota maya.

Se pueden visitar, además, otros dos grupos: el Grupo de las Pinturas, en alusión a algunos restos de pinturas murales que todavía se conservan dentro de algunos edificios; y el de Macanxoc, donde lo más llamativo son las estelas conmemorativas de hechos protagonizados por algunas reinas que gobernaron Cobá. La visita a Cobá tiene un aliciente añadido y es que todos los edificios se encuentran en medio de las frondosas selvas, donde podremos deleitarnos con las maravillas de su flora y fauna. Normalmente la excursión a Cobá se combina con una visita a alguno de los cenotes de la zona para ver estos ríos subterráneos que forman cuevas y túneles submarinos.

El templo de Kukulcán en Chichén Itzá.
El templo de Kukulcán en Chichén Itzá.

Chichén Itzá es una excursión imprescindible. Es larga, porque tardaremos casi dos horas y media en realizar cada trayecto desde nuestro hotel en la Riviera Maya, pero merecerá la pena. Se trata de una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo, y ya sólo la visión del impresionante templo de Kukulkan os recompensará el madrugón y el largo viaje. La Pirámide de Kukulkán es una pirámide de cuatro lados sobre la que se encuentra un templo. Tiene una altura de 24 metros. Todos sus lados tienen escalones para subir al templo superior. Las escaleras están flanqueadas por balaustradas de piedra y en la escalera norte podemos admirar dos enormes y bellas cabezas de serpiente emplumadas, efigies del dios Kukulcán.

Al principio un pequeño pueblo, Chichén Itzá llegó a convertirse en una de las grandes ciudades de la civilización maya en México. Este tour suele combinarse con una visita a la ciudad colonial de Valladolid, para poder observar los restos de la colonización española.

Las ruinas de Tulum junto al Mar Caribe.
Las ruinas de Tulum junto al Mar Caribe.

Por último, Tulum sería la tercera excursión a realizar, aunque también la podemos combinar en un mismo día con Cobá y aprovechar nuestro tiempo en México. A apenas media hora aproximada de distancia de nuestro resort, siempre dependiendo de cuál estemos, las ruinas de Tulum no impactan por los restos históricos que vemos, sino más bien por la ubicación y la espectacular postal que forman al lado del mar Caribe, con una preciosa playa de arena blanca a los pies de la torre principal del recinto.

El resto del tiempo lo podéis dedicar a descansar, disfrutar de las bellísimas playas de la zona, de la comida o de alguna escapada a Playa del Carmen. Y otra recomendación, hacer buceo, o diving, bien en el mar Caribe o bien en alguno de los cenotes de México. Y aunque de esto ya hablaremos en su momento, si queréis más información sobre esta o cualquier actividad en la Riviera Maya o consejos sobre qué resorts son mejores, no dudéis en contactarme.

info@consejerosviajeros.com

Impresionantes vistas de Chichen Itza.
Impresionantes vistas de Chichen Itza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *