Volendam y Marken desde Ámsterdam

Recorrer Volendam y Marken es recorrer la historia de la formación de los Países Bajos. Dos pueblos pintorescos con una historia muy curiosa construidos sobre Polders.

Si vas a Ámsterdam, reserva un día para escapar de la ciudad y recorrer la Holanda rural, con los pueblecitos de Volendam y Marken. E incluso puedes añadir Edam o alguna granja de quesos holandeses tan sabrosos.

Volendam y Marken fueron construidos sobre terrenos ganados al mar. En los llamados Polders. Antes de levantar los diques que protegen a los Países Bajos de las inundaciones marinas, las tierras que hoy vemos ocupadas por vacas, grandes molinos tradicionales de viento y campos de cultivo fueron en su momento el Mar del Sur. Hoy, en parte, un gran lago. Sobre estos se visten pintorescos pueblos como Volendam y Marken.

Situados a unos 25 Kilómetros de Ámsterdam, es posible llegar a estas curiosas villas en transporte público desde la Estación Central. O en tour organizado. Quizá la mejor manera es el bus, ya que por 10€ tienes un billete válido para todo el día por la región de Waterland.

De Ámsterdam a Volendam tardas 20 minutos en llegar, atravesando campos verdes llenos de vacas. Una imagen muy diferente a la que se ve en Amsterdam. Al llegar a este pequeño pueblo, lo mejor es dirigirse a la zona del puerto y maravillarse con el impresionante panorama. Un gigantesco lago, restos de lo que en su momento fue el Mar de Sur, baña un frente de casas coloridas y un puerto agitado, con barcos de pesca antiguos.

Si vas en pleno verano puede estar bastante saturado de turistas. Pero fuera de temporada Volendam es un destino muy tranquilo, de ensueño. Sus calles están muy cuidadas. Sus casas parecen perfectas, con preciosas fachadas adornadas. Y sobre los canales puedes descubrir puentes levadizos mágicos. O locales en vestidos tradicionales. El lugar ideal para perderse sin hora ni rumbo y degustar platos típicos locales, pescado fresco.

Desde el puerto de Volendam puedes llegar en barco a Marken con el Marken Express. O de nuevo en bus. Marken se ubica sobre una isla y es un remanso de paz. Sin tráfico. Sin ruido. Muchas de sus casas están construidas sobre pilares para evitar daños en caso de subida del nivel del agua. Y es que el agua es el principal enemigo de Volendam y Marken. De todos los Países Bajos realmente.

Vale mucho la pena descubrir la pintoresca zona del puerto, pero también perderse por las callejuelas laberínticas más interiores y así enamorarte de Marken, considerado Patrimonio Nacional del país.

Volendam y Marken forman parte de una tierra ganada al mar de Ijssel, en una superficie perfectamente llana, con canales que se cruzan de aquí para allá y un verde que no olvidarás fácilmente.

Esta visita la puedes combinar con otros pueblos como Edam, famoso por sus quesos. O con una visita a una granja familiar donde se producen estos ricos productos. De hecho, puedes ver cómo los hacen y degustarlos.

Pero también puedes conocer molinos de viento tradicionales, con cientos de años de vida, y saber cómo se utilizan para sacar las aguas de estas tierras ganadas al mar.

Volendam y Marken, Edam y sus quesos. Una escapada perfecta para un día por la Holanda más rural y tradicional desde Ámsterdam.

Si necesitas más información sobre Volendam y Marken, o sobre los Países Bajos en general, escríbenos a info@consejerosviajeros.com o deja tus comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.