Buceo en Grecia, arqueología submarina

Entre sus cientos de islas y sus aguas azules y cristalinas, el buceo en Grecia esconde tesoros submarinos de gran riqueza arqueológica.

Grecia es destino de sitios históricos, islas maravillosas y playas fascinantes. Pero el buceo en Grecia esconde acantilados submarinos, arrecifes y naufragios que maravillan a todo buceador.

Las islas Egeas y Jónicas son el principal destino de buceo en Grecia. En nuestras inmersiones podemos encontrarnos restos arqueológicos submarinos de gran impacto, principalmente barcos hundidos con gran historia. Pero también nos encontramos una rica vida marina. Y entre buceo y buceo, podemos disfrutar de preciosos paisajes con casas azules y blancas e imponentes acantilados.

Entre los mejores destinos de buceo en Grecia destaca la isla de Mykonos. Prasonisia es un punto de inmersión que mezcla belleza submarina con antiguos tesoros subacuáticos. Y las Cavernas de Dragonisi, también en Mykonos, ofrecen espectaculares formaciones rocosas y cuevas en las que se esconden curiosos peces. Pero entre los buceos imprescindibles de Mykonos está el Peloponisos, un barco hundido en 1930. No te lo puedes perder.

Naxos es otros de los puntos de buceo famosos en Grecia. El Arado 196 es un avión hundido a 20 metros de profundidad que conserva el fuselaje y las alas casi intactas. Y si buscamos bucear en Cuevas, el Dome es una caverna que cobija a una bella vida marina, aunque lo más llamativo es la luz azul que penetra en el agua, creando una atmósfera mística.

Santorini es otra de las islas más famosas de Grecia. Lo es quizá por su espectacular paisaje de abruptos acantilados con casas blancas y tejados azules cayendo al mar. Pero lo que pocos saben es que su caldera es un precioso lugar de inmersión. Nea Kameni alberga un pequeño barco hundido que podemos explorar. Y las Cuevas de Santorini es uno de los lugares de buceo en Grecia más impresionantes, con cañones, túneles y cavernas que atraen a numerosos buceadores.

Foto de Naxos Diving Center

En las islas Egeas del Norte, Kelifos ofrece inmersiones variadas, con una rica vida marina entre la que abundan caballitos de mar, pulpos, anguilas y meros. El HMS Perseus es el buceo estrella de Kelifos. Se trata de un submarino casi intacto hundido en 1941 y que hoy es un arrecife artificial que da cobijo a peces gato, lubinas y meros. En esta zona del Norte del Egeo, la isla de Lesbos es otro de los destinos recomendados.

Pero uno de los lugares imprescindibles de buceo en Grecia es Chios. Aquí encontramos barcos naufragados, cuevas submarinas y acantilados subacuáticos que impresionan. El punto de inmersión más famoso de la isla es la Gran Muralla, que hace honor a su nombre. Además, encontramos barcos hundidos, vibrantes corales y coloridos peces.

Y si vas de vacaciones a las islas del Dodecaneso, también hay buenos puntos de buceo en estos lugares. La isla de Kos ofrece increíbles formaciones rocosas. En Rodas tienes la Cueva de las Focas, que su nombre te da pistas de lo que te puedes encontrar. Pero también numerosos naufragios para explorar.

Y como no, Creta debe de estar en nuestra lista de destinos de buceo en Grecia.  Las aguas de la isla griega de mayor tamaño acogen un avión alemán de la Segunda Guerra Mundial, el Messerschmitt. Podemos explorar su fuselaje intacto, sus alas y la cabina del piloto. Todavía conserva su armamento y atrae a anguilas y meros. Daedalos es otro de los puntos de inmersión de Creta con cangrejos, pulpos y calamares, además de meros y morenas. Y la Cueva del Greco ofrece túneles en los que bucear, al igual que frente al pueblo de Chania, con arcos subacuáticos y arrecifes de roca volcánica que acogen coral negro y una vida marina única.

En la región del Peloponeso, Loutraki destaca como destino de buceo en Grecia. El Andros  es un barco hundido muy popular, ya que está a poca profundidad, es de fácil acceso y ofrece grandes oportunidades para la fotografía submarina. En Blue Canyon encontramos impresionantes formaciones rocosas, y en Atlas Reef podemos hacer buceo de arrecife.

Pero también es posible bucear con delfines y tortugas en el Golfo de Corinto. Y en el Mar Jónico, la isla de Corfu cuenta con el HMS Regulus, un barco hundido en 1945 y en el que hoy es posible explorar su gran ancla.

Con una visibilidad que puede llegar a los 50 metros, una temperatura del agua de 23ºC y un agradable clima Mediterráneo, el buceo en Grecia ofrece lo que todo buceador está buscando. Y el país, además, no defrauda, combinando días de inmersión con días de playa o de excursión por cualquiera de sus islas.

Si quieres más información o tienes cualquier duda, puedes escribirnos a info@consejerosviajeros.com o deja tus comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *