Buceo en la Riviera Francesa, el lujo submarino

La Costa Azul es conocida por ciudades históricas y de glamour, donde el lujo se hace vida en una costa espectacular. Pero también hay vida bajo el mar. Nos sumergimos en los mejores puntos de buceo en la Riviera Francesa.

La Costa Azul se extiende dese Marsella a Mónaco. Por esta costa espectacular se disfrutan de unas vistas únicas. El azul intenso del agua da nombre a la región. Y bajo ese mar es posible practicar un sorprendente buceo en la Riviera Francesa, de rica vida marina.

Desde Marsella, los mejores puntos de inmersión, más de 50, los encontramos en la zona de Hyeres. En la región de Var, entre Marsella y la famosa Saint Tropez, y frente a sus costas, encontramos las islas de Oro. Se trata de un destino habitual de buceo en la Riviera Francesa. Estas tres islas, Porquerolles, Port Cros y Le Levant, ofrecen inmersiones fantásticas, que algunos consideran entre las mejores de Europa.

Este Parque Nacional Marino es una reserva natural con sorprendentes naufragios, impresionantes acantilados y una rica biodiversidad. Hay varios barcos hundidos llenos de historia para explorar, como el Donador, el Grec o el Ferrando y los restos del Hellcat y el Wildcat, entre otros.

Uno de los puntos de buceo en la Riviera Francesa más conocido es La Gabiniere, en Port Cros, con la vida marina más rica y variada de la región, sin duda. Barracudas, anguilas, pulpos y gorgonias de todos los colores nos esperan ahí abajo, junto a meros, rayas y peces luna.

Y como puntos curiosos de inmersión, en Saint Cyr sur Mer, en la bahía de Lecques, es posible sumergirse para ver un avión norteamericano hundido durante la Segunda Guerra Mundial. Y en Saint Cyprien es posible explorar un carguero abatido por un submarino británico, dejando restos de un tesoro arqueológico.

Con una visibilidad de 30 metros en verano y una temperatura del agua en torno a los 25ºC, la zona de buceo entre Saint Tropez y Mónaco es de las más visitadas de Europa. En la bahía de Saint Tropez encontramos arrecifes superficiales y algunos barcos hundidos. En la villa de Ramatuelle se encuentran numerosos pecios, como el Rubis, el Togo y el Liban, un barco de vapor francés hundido. En Saint Maxime hay unos 50 puntos de buceo fantásticos. Y en Frejus y en Saint Raphael te encuentras numerosas llanuras con una gran variedad de flora y fauna, especialmente cerca de la punta del Dramont.

Y ya entrando en lo que propiamente se conoce como la Costa Azul, el primero de los puntos de buceo en la Riviera Francesa a destacar es Cannes. Pocos saben que frente a sus hoteles y tiendas de lujo, en las islas Lerin que se ubican frente a la famosa playa de la localidad, se esconden algunos de los mejores puntos de inmersión de Europa, con una flora y una fauna excepcional. Esponjas, coral rojo, babosas de mar, pulpos y caballitos de mar son comunes bajo el agua.

Y otra de las zonas de buceo en la Riviera Francesa a destacar se encuentra en el Golfo de Juan Les Pins y el Cap D’Antibes. La biodiversidad de la zona y la vegetación es un refugio ideal para la vida marina. Las formaciones rocosas bajo el mar, sus cavidades y sus paredes submarinas acogen a una colorida flora y una rica fauna.

Si os hacéis una escapada por la Costa Azul, y os gusta bucear, apuntaros alguno de estos destinos de buceo en la Riviera Francesa para una inmersión por el camino. Después podéis seguir asombrándoos con la acogedora Saint Tropez, la glamurosa Cannes, la bella Niza o la lujosa Mónaco. Y como siempre recomiendo, no dejéis de maravillaros con los pueblos medievales de la Costa Azul como Saint Paul de Vence y Eze Village.

Pero si quieres saber más sobre el buceo en la Riviera Francesa o la Costa Azul y sus pueblos y ciudades, no dudes en escribirnos por email a info@consejerosviajeros.com o dejar vuestros comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *