Cascada de Ezaro, única en Europa

La Cascada de Ezaro está formada por el único río de Europa que desemboca en cascada, el Xallas, un pequeño afluente que transcurre por la provincia de A Coruña y desemboca en la localidad de Ézaro, formando un espectáculo natural imprescindible para cualquier amante de la naturaleza y la belleza paisajística.

Si estás preparando un viaje por Galicia, anótate en tu itinerario una visita a A Costa da Morte y, en especial, a O Ezaro, en el Concello de Dumbría, para disfrutar de un espectáculo natural único en Europa: la cascada del río Xallas, o cascada de Ezaro.

La Cascada de Ezaro tiene más de 40 metros de altura
La Cascada de Ezaro tiene más de 40 metros de altura

Este torrente de agua pasa por tres embalses antes de ser el único en el viejo continente que desemboca formando una preciosa cascada natural. Desde abril de 2011, los visitantes pueden disfrutar de esta belleza natural todos los días, aunque durante muchos años ver esta postal solamente estaba restringida a algunos días del año. Si además quieres ver la cascada de Ezaro con una iluminación que le da un aspecto mágico, esto ocurre los sábados y las vísperas de festivos comprendidos entre el 21 de junio y el 21 de septiembre, o sea, todo el verano, de 23 a 00 horas. Y es que la Cascada de Ezaro está envuelta en legendarias historias que hacen de esta visita algo mágico.

Pasarela para llegar a los pies de la Cascada
Pasarela para llegar a los pies de la Cascada

La localidad de Ézaro pertenece al Concello de Dumbría, en la provincia de A Coruña. Se encuentra a unos 100 kilómetros de la capital herculina, una hora y media de trayecto en carretera, y a unos 75 kilómetros de Santiago de Compostela, una hora en coche, por lo que es muy fácil combinar una visita a las grandes ciudades de Galicia con una escapada por A Costa da Morte, aprovechando el desvío para ver Finisterre con su legendario faro, Muxía con su mágica “Pedra d’abalar” o el horreo de 22 pares de pies de Carnota, pero a estos atractivos dedicaremos un capítulo aparte en el futuro.

Una vez lleguemos a O Ézaro, llegar a la zona de la desembocadura del rio Xallas es muy fácil, ya que está indicado. Aparcaremos a unos 200 metros de la cascada, y desde ahí, tenemos que continuar a pie por unas pasarelas de madera construidas recientemente y que se adaptan perfectamente al entorno natural del enclave.

Vista del Faro Finisterre desde el mirador
Vista del Faro Finisterre desde el mirador

Gracias a las pasarelas de madera podemos acercarnos lo suficiente, y de manera segura, para disfrutar de este espectáculo natural hasta el punto de llegar a sentir las gotas de agua refrescando nuestra cara. Tomaros vuestro tiempo y deleitaros con esta postal única en Europa que forma la cascada de Ezaro.

Una vez satisfecha nuestra vista, podemos aprovechar el desplazamiento a la zona para subir al mirador de O Ézaro y ver la cascada desde arriba y una preciosa panorámica del entorno. Tener cuidado con la carretera que sube al mirador, ya que es bastante empinada, muy estrecha y, aunque el asfalto lo refuerzan a menudo, es una carretera peligrosa, famosa por ser escenario de etapas de la Vuelta Ciclista a España. Sin embargo, una vez arriba, las vistas que se nos ofrecen ante nosotros hacen que la escalada haya valido la pena.

Panoramica de la ría hasta el mar
Panoramica de la ría hasta el mar

Desde lo alto podemos ver la ría que forma el rio Xallas desde su desembocadura en cascada hasta llegar al mar, con parte del monte llamado Olimpo Celta justo frente a nosotros y un bello tramo de la Costa da Morte, con vistas que incluso alcanzan el faro Finisterre. Con un día claro, la tranquila postal supone el contrapunto perfecto a la fuerza de la cascada.

Desde aquí podemos continuar por angostas carreteras para ver los embalses que forma el rio Xallas y adentrarnos en la zona más rural de A Costa da Morte.

Y para compaginar esta visita, hay otros atractivos muy interesantes cerca que valen la pena no perderse. Para saber cuáles son o conocer más de este entorno, no dudéis en contactarme, es mi zona.

info@consejerosviajeros.com

8 comments

  1. Es el único río del mundo que desemboca en el mar los domingos de 12 a 12, 30 por orden del que fue presidente gallego Manuel Fraga.

  2. Rexumeiro,me puedes explicar,porque pones,que el río ezaro,es el único río de Europa que desemboca en el mar,los domingos de 12 a 12,30 por orden de manuel Fraga, mi pregunta es,el resto de la semana,donde desemboca y porque no dio orden de que fueran más horas y así más gentes disfrutarían de ese espectáculo natural.

    1. Desde hace unos años la empresa propietaria del embalse está obligada a mantener un caudal mínimo por lo que ya se puede disfrutar de la cascada todo el año.
      Otra puntualización. El monte al que se hace referencia en el artículo es el monte Pindo, lugar de incontables leyendas por lo que también es conocido como el Olímpo Celta.

      1. Así es, Roberto, gracias por tus puntualizaciones. Como bien dices, el Monte Pindo es lugar de incontables leyendas, y se puede subir a su cima en una caminata de 2 a 3 horas, con unas vistas increíbles desde arriba. Otra excursión que vale mucho la pena en la zona.

  3. Yo estube hace unos años y depués de más de una hora de espera me fui sin ver bajar el agua de la kaskada. Al parecer desvían el kurso del río para aktividades industriales y hay un momento a la semana en ke liberan su kauce natural y es kuando el agua kae al mar.
    No sé por la orden de kien es así pero así es.

    1. Hola, Txuky. No sé en qué año estarías, pero desde hace ya algunos se puede observar la Cascada todos los días del año, aunque el caudal y su fuerza varían en función de las lluvias. Lo mejor es informarse en la web del Concello de Dumbría http://www.dumbria.com/ o en la de la propia Cascada http://cascadaezaro.es/ antes de ir por si hay alguna restricción, pero ahora está abierta todo el año. Y no te la puedes perder!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *