Ibiza, una isla demasiado bonita para ser real

Habrá lugares que visites y te enamoren. Habrá otros que simplemente te gusten. Habrá sitios que te apasionen, que te aburran, y otros en los que quieras vivir. Y luego está Ibiza, una isla con un encanto especial, una isla demasiado bonita para ser real. Pero lo es. Descúbrela.

Ibiza es conocida por su fiesta y sus playas, una fama ganada merecidamente. Y es que las mejores fiestas del mundo se celebran en la isla, y algunas de las mejores playas se encuentran en este paraíso. Pero, la conocida como la Isla Blanca, ofrece todo un mundo aparte que enamora a quien es capaz de descubrirlo. Después de vivir y trabajar aquí, ahora te lo cuento.

Vista de Es Vedrá desde Torre des Savinar.
Vista de Es Vedrá desde Torre des Savinar.

Dalt Vila, la vieja Ibiza, es una ciudad amurallada que bien merece una visita. Sus impresionantes murallas y la belleza y tranquilidad que da pasear por sus antiguas calles empedradas son un deleite para el visitante. Aquí descubriremos la Catedral de la ciudad, la bella vista desde su mirador, o incluso el relax de una comida o una copa en sus tranquilas terrazas. Pasear por el casco antiguo de Dalt Vila es recomendable, tanto de día como de noche, ya que son dos ambientes totalmente distintos.

Puesto hippy en el Mercadillo de Es Canar.
Puesto hippy en el Mercadillo de Es Canar.

Si buscamos algo místico, podemos acercarnos a la magia de Es Vedrá, un islote que los locales dicen que desprende una energía especial que los protege. Si queremos visitar esta roca que se erige 400 metros sobre el mar, necesitaremos de un permiso especial, ya que hoy es Parque Natural protegido. Aun así, acercarse a uno de sus miradores y ver la impresionante figura de Es Vedrá resulta espectacular. Ver la puesta de sol aquí es imborrable. También podemos bañarnos en la playa de Cala D’Hort, con una continua vista del islote mágico.

Cala Conta está en las mejores playas de Ibiza.
Cala Conta está en las mejores playas de Ibiza.

Si queremos sumergirnos en la herencia hippy de Ibiza, los mercadillos de la isla son los lugares para recuperar esa esencia. El más famoso es el mercadillo de Es Canar, también conocido como Punta Arabí, cerca de Santa Eularia, con cientos de puestos de venta que ofrecen ropa, souvenirs, bisutería, artesanía y comida local. Se celebra cada miércoles. También famoso es el mercado hippy de Las Dalias, todos los sábados, cerca de Sant Carles, con mercado nocturno lunes y martes.

Espectaculares calas ocultas en Ibiza.
Espectaculares calas ocultas en la Isla Blanca.

Pero quizá lo que más buscamos al venir a Ibiza son las playas, además de la fiesta nocturna. En la isla tenemos más de 100 playas, si no contamos solamente las de arena. Es difícil elegir las más bonitas, pero mi recomendación es Cala Conta, realmente preciosa, Aguas Blancas, famosa por ver el amanecer, y Cala Salada, por su entorno salvaje. Uno de los sitios con más encanto es Punta Galera, que realmente no es una playa, sino un saliente de piedra, y donde puedes darte un baño de barro natural. Otras calas imprescindibles son Cala Vadella, Cala Gracio y Gracioneta y Cala Bassa. Entre las más famosas están Las Salinas, lugar que frecuentan muchos famosos, o Platja d’en Bossa que, aunque su calidad deja mucho que desear, es conocida por el famoso Bora Bora, club donde los turistas saludan a cada avión que pasa rozando la arena.

Atardecer en San Antonio de Portmaní.
Atardecer en San Antonio de Portmaní.

Y antes de empezar la fiesta, es imprescindible ver la puesta de sol ibicenca, mágica. Hay muchos lugares en la isla para ver la caída del sol. El más famoso es San Antonio de Portmaní, donde hay numerosos clubes para ver este espectáculo, y donde encontramos el Café del Mar, el Mambo o el Savannah. Si buscamos algo más tranquilo, en la bahía de San Antonio descubriremos el Kumharas, un bar realmente sorprendente, no sólo por su ubicación, sino también por su decoración y ambiente. También podemos ver la puesta de sol desde la playa. En Cala Conta el atardecer es mágico, al igual que en Punta Galera. Pero si hay un sitio hippy para esta hora, es la playa de Benirrás, donde cada domingo se celebra la fiesta de los tambores. Este día, personas de diferente procedencia se juntan para empezar a tocar los tambores de manera aleatoria, creando un ambiente mágico durante la puesta de sol.

Atardecer de tambores en Benirrás.
Atardecer de tambores en Benirrás.

Y para fiesta, Ibiza es un referente. Los mejores Dj’s del mundo acuden a los club de la isla para actuar. En la Isla Blanca hay seis grandes discotecas con más de 40 fiestas diferentes cada semana. Dependiendo de lo que busques, hay que elegir el espectáculo de la noche en el club adecuado. En mi opinión, la discoteca más bonita como tal, en estructura, es Pachá, ubicada en una casa payesa típica ibicenca. Pero las mejores fiestas, sin duda, se celebran en Amnesia, la mejor discoteca de todas. Privilege es una de las salas más grandes del mundo, y Space se ha reinventado después de ser mundialmente conocida por sus fiestas after hour. Los lunes, sin duda, son propiedad de DC-10, una casa con garaje que es hoy un club de referencia mundial.

Impagables vistas antes de empezar a trabajar.
Impagables vistas antes de empezar a trabajar.

En Ibiza podemos encontrar todo lo que buscamos; tenemos playa, fiesta, relax, cultura, historia… con dos parques naturales, Las Salinas y Es Vedrá, que le dan valor ecológico a nuestra visita. Y desde Ibiza podemos saltar a Formentera, otro paraíso imprescindible que algún día tenemos que visitar en nuestra vida y del que ya hablaremos en otra ocasión.

Si queréis saber más de esta isla, demasiado bonita para ser real, o comentar algo, no dudes en contactarme por email o en dejar tus palabras a continuación.

info@consejerosviajeros.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *