Las espirituales Cuevas de Ajanta y Ellora

En el estado de Maharashtra, en la India, y a menos de 100 kilómetros de distancia entre ellas, se encuentran dos de los conjuntos de templos más sorprendentes del mundo, las Cuevas de Ajanta y Ellora.

Excavadas en la roca y construidas como acto de fe de distintas religiones, las Cuevas de Ajanta y Ellora son todo un ejemplo de arte e historia. Su visita impresiona.

Las más antiguas son las Cuevas de Ajanta, que datan del siglo II antes de Cristo. En total son 31 grutas cavadas en roca. Forman el mayor complejo de cavernas de la India. Y en ellas nos sorprenden fascinantes frescos, pinturas rupestres y esculturas del arte budista, a quien están dedicadas. Una muestra única.

Llegar a las Cuevas de Ajanta supone adentrarse en un frondoso bosque entre montañas rocosas donde nos sorprenden una serie de cascadas de agua. Un remanso verde de paz. En la pared más abrupta del valle se construyeron estas magníficas grutas que hoy podemos visitar, adentrándonos más de 40 metros en la roca.

La diferencia entre las Cuevas de Ajanta y Ellora es que las primeras están dedicadas al Budismo, mientras que las segundas incluyen a otras religiones como el Hinduismo y el Jainismo. Es por eso que en Ajanta encontramos numerosas imágenes talladas de Buddha. Y además, la mayor parte de los muros interiores de las grutas están cubiertos por pinturas al fresco sorprendentes, perfectamente conservadas en su descubrimiento a principios del siglo XIX por un oficial británico. Hoy es uno de los lugares más sagrados de la India.

Y es que las Cuevas de Ajanta nos cuentan la historia de quien aquí vivió con sus pinturas rupestres. Y las esculturas talladas en el interior de las cuevas, con columnas erigidas en roca volcánica, crean un ambiente espiritual único. Además, la tranquilidad de la zona contrasta con el bullicio que reina en la India.

El segundo conjunto de las Cuevas de Ajanta y Ellora ocupa dos kilómetros de largo. Las cuevas de Ellora, construidas en un precipicio de las montañas, sirvieron como monasterios para monjes, templos para oraciones y un lugar para descansar de los peregrinos. Pero ahora es un sitio arqueológico donde contemplar esta maravilla de la arquitectura india.

Este conjunto único de grutas se divide en tres. Las cuevas budistas, de la 1 a la 12, datan del siglo V al VII. Se tratan de monasterios con una decoración muy original, simulando la madera. Quizá la caverna más destaca es la 10, conocida como el Salón Chaitya o Cueva de Vishvakarma, popularmente bautizada como la Cueva del Carpintero. Destaca su gran Buddha.

Las cuevas de la 13 a la 29 son hinduistas, y datan de mediados del siglo VI al VIII. Dentro de estas destaca la cueva 16, o Templo de Kailasha, centro de todo el conjunto excavado de Ellora y que simula un templo de varias plantas levantado in situ. Sin embargo, fue excavado de una sola pieza en la roca. Asombra por su grandeza.

Las cuevas Jainistas, de la 30 a la 34, fueron construidas en los siglos X y XI. Se caracterizan por su decoración ascética, con dimensiones regidas por la filosofía y tradición jainistas. Las más destacables son las cuevas de Chhota Kailash (cueva 30), Indra Sabha (32) y Jagannath Sabha (33). La cueva 31 perteneciente a este conjunto se encuentra inacabada.

Conocer las Cuevas de Ajanta y Ellora es un viaje al pasado. Una fabulosa manera de revivir los tiempos en los que fueron construidas a través de imágenes talladas en estas cuevas. Ambos conjuntos están considerados Patrimonio Mundial por la UNESCO. Y son de incalculable valor para la India.

Un buen lugar desde el que visitar la Cuevas de Ajanta y Ellora es Aurangabad, a la que es posible llegar en tren. Y desde aquí ir en bus a los diferentes conjuntos. Y aunque la ciudad en sí carece de interés, guarda una sorpresa. Puedes visitar el “Mini Taj Mahal”.

Si quieres más información sobre las Cuevas de Ajanta y Ellora o cualquier otro destino en la India, puedes escribirnos a info@consejerosviajeros.com o dejar tus comentarios a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *