Crucero por Groenlandia, una aventura de hielo

Gigantescos icebergs a la deriva. Áridos y remotos paisajes escarpados por el hielo. Tierras nunca visitadas anteriormente. Así es un crucero por Groenlandia, una aventura de hielo.

Con casi el 80% de su superficie cubierta de hielo todo el año, Groenlandia es la segunda mayor isla del mundo por detrás de Australia. Y con sólo 61000 habitantes. Hoy la recorremos en crucero.

Ubicada entre en el Océano Atlántico y el Océano Glacial Ártico, Groenlandia es un región autónoma bajo reinado de Dinamarca. Recorrer esta isla en crucero supone una aventura de hielo por paisajes espectaculares.

El puerto de salida más habitual de esta travesía por Groenlandia es Southampton, al sur de Inglaterra, en una aventura de 15 días. Si queremos un crucero más corto, de unos 8-10 días, podemos salir desde Islandia. Curiosamente, Groenlandia se dice Greenland en inglés, la “tierra verde”, aunque lo que ves principalmente es hielo, mientras que Islandia se dice Iceland en inglés, la “tierra de hielo”, aunque predomina el verde en esta isla. Alguien tuvo que cambiar los nombres.

Pero volviendo al tema del crucero por Groenlandia, esta expedición combina visitas a lugares únicos y remotos con días de navegación por fiordos espectaculares escarpados por la erosión del hielo y la tierra, mostrándonos fiordos increíbles. Si salimos de Southampton, antes de llegar a Groenlandia haremos escalas en puertos del Reino Unido, como Rosyth, para visitar Edimburgo, o las islas Shetlands, y de Islandia, como Reykjavik y Akureyri.

Pero la gran aventura llega al entrar en tierras aisladas. Haciendo un recorrido de norte a sur, empezando por la costa Oeste, el primer puerto de escala es Qeqertarsuaq (Godhavn). Es un pueblo pequeño fácil de visitar por cuenta propia en apenas una hora. Si te gusta andar, puedes hacer un recorrido de tres horas por el Valle de los Vientos (Blaesedal) hasta la Estación del Ártico. Otra opción es participar en un Kaffemik, que es visitar una familia local para tomar café con ellos y charlar.

Continuamos crucero por Groenlandia y hacemos nuestra próxima escala en Ilulissat. Aquí el principal atractivo es ver los icebergs, cientos de ellos. Puedes hacer una excursión de dos horas por el Fiordo de Hielo (lo más recomendable) o hacer una caminata de seis kilómetros hasta las ruinas Inuit de Sermermuit, con vistas espectaculares del fiordo de Ilulissat. Si no, es muy fácil recorrer la ciudad por cuenta propia a pie.

Y desde aquí llegamos a Sisimut. A pesar de ser una ciudad grande para las que hay en Groenlandia, no hay mucho que hacer. Puedes hacer un recorrido en autobús para ver la ciudad o una caminata de cuatro horas por las montañas de los alrededores hasta llegar a un mirador con impresionantes vistas de los fiordos.

Seguimos navegando hacia el sur. Llegamos a Kangerlussuaq. Lo mejor aquí es hacer una caminata de una hora hasta el impresionante Glaciar Russell. No te lo puedes perder. Si te gusta el kayak, puedes hacer kayak en el fiordo. Otra opción es una excursión en 4×4 a Ice Cap Point 660 para ver espectaculares paisajes naturales, únicos en Groenlandia.

Y llegamos a la capital del país, Nuuk. Fácil de recorrer con una excursión en autobús, su principal atractivo es visitar el Museo Nacional. O bien puedes hacer una caminata de diez kilómetros a la montaña Lille Malene, con vistas preciosas del fiordo. También puedes recorrer parte de la ciudad a pie por cuenta propia.

Otro puerto de escala es Paamiut. Se trata de un pueblo minúsculo pero con gran encanto. La villa se compone de no más de diez casas de vivos colores y sus habitantes son muy acogedores. Desde aquí, la próxima escala en Groenlandia es Qaqortoq, una ciudad más grande con casas y edificios de colores que caen sobre una colina hacia el mar y que resulta muy cautivadora. Aquí es posible visitar una ballenera para ver cómo producen aceite a partir de estos animales y cómo reutilizan sus pieles, hacer una caminata alrededor de su lago o disfrutar de un Kaffemik, un café con una familia local para conocer cómo viven y qué comen.

Y una vez cruzamos el cabo sur de Groenlandia, navegamos por la costa Este. Próxima escala, Narsarsuaq. El pueblo es muy pequeño y sólo tiene como interesante el Museo de Narsarsuaq para ver su pasado militar. Lo mejor en este puerto es hacer una excursión en bote por el glaciar de Qoroq, donde verás cientos de icebergs. Si no, en una hora y media andando puedes ver el primer asentamiento de Eric el Rojo en las ruinas de la primera Iglesia Católica de Groenlandia.

Y el último puerto de escala en nuestro crucero por Groenlandia es Tasiilaq. Sinceramente, no hay mucho que hacer en el pueblo, salvo la visita al Museo Ammassalik, ubicado en una vieja iglesia. Hay excursiones en bote para ver icebergs o para ver un típico pueblo groenlandés, Ikateq.

Finalizamos nuestro espectacular crucero por Groenlandia regresando a Akureyri, en Islandia, o al Reino Unido. Grabadas se quedan escenas únicas de cientos de icebergs gigantes, paisajes impresionantes de afiladas montañas escarpadas por el hielo y pueblos remotos totalmente aislados gran parte del año.

Si quieres más información sobre un crucero por Groenlandia o sobre alguno de los puertos de esta aventura, puedes contactarnos por email a info@consejerosviajeros.com o dejar tus comentarios a continuación.

Y siempre agradecemos que compartáis este artículo en las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *