Juneau, capital de Alaska

Juneau es la capital de Alaska. Sólo accesible por barco o hidroavión, es una escala imprescindible en tu crucero por Alaska. Si no sabes qué hacer o cómo hacerlo, te lo contamos.

Juneau es la puerta de entrada a una belleza paisajística deslumbrante. Rodeada de glaciares, y a los pies del Monte Roberts, la escala en Juneau abre un abanico variado de tours.

Si llegas en crucero, la ciudad está justo a tus pies. Aunque hay un muelle de atraque un poco más alejado, a pocos minutos en bus del centro. Juneau es un laberinto de calles estrechas con coquetos edificios modernos e históricos, que datan de la época de la fiebre del oro. Pero la capital de Alaska no es el principal atractivo de esta parada. Su naturaleza, sí.

Si quieres disfrutar de Juneau vas a tener que rascarte el bolsillo. Y es que Alaska es cara. Aunque hay opciones más económicas. Sin gastarte mucho puedes subir a lo alto del Monte Roberts en funicular y disfrutar de unas espectaculares vistas del canal Gastineau que atraviesa la ciudad.

Y si quieres disfrutar de un glaciar sin tener que pagar un vuelo en helicóptero o hidroavión, puedes llegar en bus al centro de visitantes del Glaciar Mendenhall, a pocos minutos del puerto. Desde aquí puedes acercarte a esta lengua de hielo impresionante y maravillarte con esta maravilla de la naturaleza.

Pero si de verdad buscas disfrutar de la belleza de Juneau, los mejores tours se tienen que hacer en helicóptero o hidroavión, lo que incrementa los costes. Y poca diferencia hay entre los tours ofrecidos por la naviera a bordo o los ofertados por tour operadores locales a pie de crucero. Ahí los encontrarás, en el muelle de atraque.

Una de las mejores experiencias que puedes hacer en Juneau es el vuelo en hidroavión sobre los cinco glaciares con el almuerzo en el Taku Lodge. Si el día es bueno, las vistas no tienen precio. Sobrevolar cinco glaciares,  cada cual más fascinante, entre montañas nevadas y picos abruptos te dejará unas postales espectaculares. Y aterrizar frente al glaciar Taku y disfrutar de un almuerzo a base de salmón fresco es una delicia. Todo esto, acompañado de osos de Alaska que salen al olor de la barbacoa que se está preparando.

Otra opción es volar en helicóptero a alguno de los glaciares cercanos a Juneau, unos 40, y aterrizar en él. Aquí se abren varias opciones. Puedes simplemente pisar el glaciar; disfrutar de una aventura en trineo con perros husky de Alaska sobre el glaciar; o lanzarte a un trekking guiado sobre el hielo.

Si eres amante de los deportes, también hay tours para ti en Juneau. Puedes aventurarte en canoa, en kayak o en lancha por el Lago Mendenhall hasta encarar el hielo que se desprende en forma de icebergs del glaciar.

Pero si lo que buscas es conocer la fauna local, también puedes lanzarte al avistamiento de ballenas, frecuentes en Juneau. Y esto lo puedes combinar con otra actividad, como degustación de salmón o un festín del enorme cangrejo de Alaska.

Si quieres saber cómo se pesca ese enorme cangrejo, puedes embarcarte en una expedición local para enseñarte cómo lo hacen. Y degustarlo después. O simplemente experimentar la pesca de salmón.

También tienes la posibilidad de recordar la fiebre del oro que azotó esta zona a principios del siglo XIX. La capital de Alaska creció en base a esta moda. Muchos edificios recuerdan aquellos tiempos. Y hoy todavía puedes agarrar una panera y buscar semillas de oro en los arroyos cercanos.

Juneau es un puerto imprescindible en tu crucero por Alaska. Un destino rodeado de una naturaleza deslumbrante en la que hay una opción para cada gusto. No la desaproveches. El recuerdo te dejará huella.

Si quieres saber más sobre este puerto o te ha quedado alguna duda, puedes dejar tus comentarios o escribirnos un correo electrónico a info@consejerosviajeros.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.