Rías Baixas de Galicia, la escapada ideal

Las Rías Baixas galegas son la escapada ideal para cualquier época del año. Y algunos dirán, ¡pero si en invierno siempre llueve! Esto, que no es del todo cierto, también le da su encanto a una zona que cuenta con playas paradisíacas para disfrutar en verano, pueblos únicos para descubrir en primavera u otoño, y los mejores meses para el marisco en otoño, invierno y primavera.

Gastronomía, playas, cultura, belleza natural y pueblos de enorme encanto. Todo esto se reúne en torno a las Rías Baixas de Galicia. Y descubrir esta zona nos enamorará.

La mejor base desde la que recorrer las Rías Baixas gallegas es Vilagarcía de Arousa. La gran ventaja de esta ciudad es que está muy bien comunicada y no tienes que hacer grandes desplazamientos para llegar a los principales atractivos que están al norte y al sur de Villagarcía.

Uno de los sitios imprescindibles a visitar en las Rías Baixas es Combarro, un pueblecito costero único y muy curioso. Su zona vieja, llena de hórreos y cruceiros, y las casas marineras pegadas al mar, constituyen un conjunto realmente cautivador. Es pequeño y se ve rápido, así que puedes combinar su visita en una ruta de un día desde Vilagarcía a Pontevedra, que también vale la pena recorrer. Y desde aquí, es recomendable regresar por la costa pasando por Combarro, Sanxenxo y Portonovo. Estos dos últimos son los pueblos más turísticos de Galicia, los que dan fama a las Rías Baixas. Pero los pueblos en sí mismo no tienen gran atractivo, aunque sí buenas playas. Vale la pena pasear por el puerto.

Otra ruta para otro día es salir de Vilagarcía por la costa hasta Cambados, la capital del Albariño. Cambados cuenta con una zona vieja con gran atractivo, que vale la pena visitar. Desde aquí podemos continuar hasta O Grove, la capital del marisco, que, aunque no tiene grandes atractivos, puede ser un buen sitio para una buena mariscada.

Y con el estómago lleno, es recomendable ir a la Isla de A Toxa, que merece la pena ver, con su singular capilla cubierta de conchas de vieira. Y, desde La Toja, la playa de A Lanzada está muy cerquita, una de las más grandes y mejores de la zona. Si continúas por la costa llegamos hasta Portonovo y Sanxenxo de nuevo. En verano son el núcleo del ambiente nocturno de la zona.

Si buscas playas en las Rías Baixas, la Illa de Arousa las tiene muy buenas, aunque lo recomendable sería ir un día hasta las Islas Cíes, sin duda. Cuenta con alguno de los mejores arenales no sólo de Galicia, sino del mundo. Nada que envidiar a playas del Caribe o del Sureste Asiático. Bueno, sí, la calidez de sus aguas. Aquí el Atlántico sigue conservando en frío.

Para llegar a las Cíes desde Vilagarcía de Arousa no es necesario ir hasta Vigo a tomar el barco. Lo puedes tomar desde Cangas, que queda más cerca. Eso sí, en verano es recomendable reservar con antelación, ya que a veces los barcos van llenos y no hay plazas. En invierno, las islas están para nosotros solos. Y esta es otra de las ventajas de cualquier época del año. También existe la opción de alojarte en el camping de las islas y disfrutar de la tranquilidad y la belleza natural de este paraíso.

Pero si sólo queréis ir un día a las Cíes, hay otras alternativas playeras en Cangas, con arenales muy buenos como los de Barra, Nerga y Viño. Eso sí, esta opción está casi que restringida a meses del verano. Para bañarse en invierno hay que echarle…

Y otra ruta por las Rías Baixas muy recomendable es tirar hacia el norte desde Vilagarcía. Pasaremos por Rianxo y Boiro, pueblos marineros típicos gallegos. Y llegaremos hasta las dunas de Corrubedo, en Ribeira, la única duna móvil de Galicia, con más de un kilómetro de extensión. Vale mucho la pena su visita. Y para los amantes de la fauna, es un descubrimiento.

Después de la visita a Corrubedo continuamos hasta el Castro de Baroña, en un enclave precioso. Se trata de un asentamiento romano que data de los siglos I antes de Cristo y I después de Cristo y que hoy sorprende a quien lo visita. Su ubicación, en una península rocosa, maravilla. Y los restos conservados de sus murallas, trincheras y viviendas nos trasladan a otra época. Es el Castro mejor conservado de toda Galicia.

Siguiendo estas rutas cubrimos algunos días de escapada por las Rías Baixas gallegas. Y como os dije, ideal para cualquier época del año. No olvidéis degustar la gastronomía típica de Galicia, sus mariscos y sus caldos, con muy buenos vinos. Y también, si tomáis como base Villagarcía de Arosa, dedicar algún tiempo a descubrir esta hermosa ciudad.

Si queréis más información sobre las Rías Baixas, sobre Galicia o sobre cualquier destino de los aquí mencionados, podéis escribirnos por email a info@consejerosviajeros.com o dejar vuestros comentarios a continuación.

Y si queréis dar a conocer la zona, compartir el artículo en las redes sociales. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *